LA GRAFOMETRÍA APLICADA A LA PERICIA CALIGRÁFICA

LA GRAFOMETRÍA APLICADA A LA PERICIA CALIGRÁFICA  CONFORME A LA SOFISTICADA TECNOLOGÍA DIGITAL DE NUESTROS DÍAS.

Autor: D. Vicente Rodríguez Daza

 Desde mi último artículo que, en unión de otro autor, efectué, en 2013, en materia de grafometría, se han ido produciendo toda una serie de fundamentales avances en materia de software aplicado a la pericia caligráfica, que suponen una auténtica revolución para esta disciplina científica al permitir una precisión inusitada no sólo en  la implementación de las diversas técnicas grafométricas, sino, también, siendo esto último todavía más trascendente, en aspectos tan importantes del análisis científico de la escritura como el fundamental e indispensable análisis grafonómico, el estudio del elemento pulsivo de la escritura y el examen de la forma que adquiere el trazado manuscrito.

 

Llama la atención de que la mayoría de los mismos profesionales que, todavía, manifiestan su oposición al uso de la grafometría hagan, sin embargo, alusión, en sus Informes periciales, a cuestiones como la dirección, la inclinación, la dimensión y las proporciones de las grafías, que hacen todas ellas referencia a conceptos que, inequivocamente, forman parte esencial de los estudios grafométricos, pero que, para pretender defender la oposición que formalmente – mas no, como hemos visto, materialmente – contra la grafometría, no ofrecen los datos concretos, fácilmente susceptibles de exacta y precisa medición con las modernas herramientas informáticas de nuestros días, sino que, de manera sorprendente, se limitan a ponderarlos de manera imprecisa.

 

Esta postura, dicho sea con todos los respectos y en estrictos términos de carácter científico, es de todo punto inadmisible, y ello por las siguientes razones:

 

1ª.-/ Para empezar, al ponderar, en sus Informes, tales cuestiones para llegar a las conclusiones que se exponen en las mismas, ya están practicando la grafometría a cuya aplicación dicen oponerse. Lo que sucede es que la están aplicando de manera incorrecta al encontrarse sus mediciones huérfanas de concreción, limitándose, así, a expresiones tales como “ligeramente inclinado hacia la derecha el eje inicial de la firma” o “siendo sus proporciones similares. Tal indefinición resulta, con toda evidencia, acientífica, pues, como es evidente, la concreción en los datos de las mediciones del análisis efectuado sobre las grafías es, precisamente, lo que hace a éste merecedor del calificativo de científico.

 

ASÍ, EN LA PÁGINA WEB DEL CENTRO ESPAÑOL DE METROLOGÍA (EN SIGLAS CEM), QUE SE TRATA DE UN ORGANISMO OFICIAL AUTÓNOMO DE CARÁCTER CIENTÍFICO ADSCRITO A LA SECRETARÍA GENERAL DE INDUSTRIA Y DE LA PEQUEÑA Y MEDIANA EMPRESA DEL MINISTERIO DE ECONOMÍA, INDUSTRIA Y COMPETITIVIDAD, Y QUE, EN APLICACIÓN DEL ARTÍCULO 149 DE LA CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA, CONSTITUYE EL MÁXIMO ÓRGANO TÉCNICO EN EL CAMPO DE LA METROLOGÍA EN ESPAÑA, SE DEJA BIEN CLARO LA NECESIDAD DE CREAR, ENTRE LOS PROFESIONALES DE LA CIENCIA, ENTRE LOS CUALES SE ENCUENTRAN, CLARO ESTÁ, LOS PERITOS CALÍGRAFOS, UNA “CULTURA DE LA MEDICIÓN”:

 

“ES NECESARIO PROMOVER UNA “CULTURA DE MEDICIÓN” QUE ACOMPAÑE AL AVANCE TECNOLÓGICO Y CIENTÍFICO DEL PAÍS. LA EDUCACIÓN DEBE OCUPAR UN LUGAR IMPORTANTE CON VISTAS A ELEVAR LA CULTURA GENERAL E INTEGRAL DE LOS FUTUROS PROFESIONALES.”

 

 

El enlace de internet y la imagen correspondiente al mismo donde se contiene el recién expresado contenido son los que se pasan, a continuación, y a meros efectos ilustrativos, a reproducir bajo estas líneas:

http://www.cem.es/actualidad/el-cem-apuesta-por-la-formacion-en-metrologia-como-l%C3%ADnea-estrategica-de-su-actividad

 

 

Ya en 1883, en su conferencia celebrada, en Londres,  el 3 de mayo de dicho año, en el Instituto de Ingenieros Civiles, el destacadísimo físico y matemático británico William Thomson, especialista en análisis matemático, más conocido como Lord Kelvin, decía estas más que significativas palabras que, a continuación, se reproducen y cuyo contenido no tiene desperdicio y es, perfectamente, aplicable al ámbito de la disciplina de la pericia caligráfica, constituyendo el objetivo que deben marcarse los profesionales de la misma para poder calificar, realmente, su actividad como estrictamente científica:

 

“CUANDO PODEMOS MEDIR AQUELLO DE LO QUE SE HABLA, Y EXPRESARLO MEDIANTE NÚMEROS, CONOCEMOS ALGO SOBRE EL PARTICULAR; PERO CUANDO NO PODEMOS MEDIRLO, CUANDO NO PODEMOS EXPRESARLO NUMÉRICAMENTE, NUESTRO CONOCIMIENTO ES ESCASO E INSATISFACTORIO; PUEDE SER EL PRINCIPIO DEL CONOCIMIENTO, PERO APENAS HEMOS AVANZADO NUESTROS PENSAMIENTOS HACIA EL ESTADO DE CIENCIA, INDEPENDIENTEMENTE DE LA MATERIA DE QUE SE TRATE.”

 

En esa misma línea, Tom de Marco, el afamado Ingeniero estadounidense de Programas Informáticos, especialista en análisis de sistemas, se manifiesta, de manera contundente, expresando:

“NO SE PUEDE CONTROLAR LO QUE NO SE PUEDE MEDIR.”

 

Precisamente por ello, ya en el siglo XVII, el eminente astrónomo, filósofo, ingeniero, matemático y físico italiano Galileo Galilei decía: “Lo que no sea medible, hazlo medible”.

 

Tal como expresa el Dr. Fernando Castillo en su artículo “La exactitud en la medición es un factor de desarrollo en la ciencia”, publicado en las págs. 12 y 13 del núm. 2.443, diciembre 4/89, de la Gaceta UNAM, órgano informativo de la Universidad Nacional Autónoma de México, LA EXACTITUD EN LA MEDICIÓN ES UNO DE LOS FACTORES DEL DESARROLLO  DE  CUALQUIER  DISCIPLINA  CIENTÍFICA,  PORQUE  CONSOLIDA  EL TERRENO GANADO POR  LA  TEÓRICA  MÁS RECIENTE  Y  ASEGURA  LA PREPARACIÓN PARA QUE CONTINÚE EL AVANCE. Ese fue el caso del desarrollo alcanzado por la medicina en el siglo XIX, que está en relación directa con la invención de instrumentos de precisión.”  Y se permite, ahora, añadir el suscribiente que, precisamente ahora, ese es el caso del desarrollo que está alcanzando la ciencia pericial caligráfica en el siglo XXI gracias a los sofisticados medios técnicos que, en la actualidad, y gracias al elevadísimo nivel técnico de las modernas y sumamente precisas herramientas informáticas de última generación del mundo digital, se encuentran, para su auxilio en su labor, a disposición de los profesionales del cotejo de las grafías manuscritas para verificar o descartar la existencia, en las mismas, de eventuales falsificaciones.

 

2ª.-/ Dejan en manifiesta y grave indefensión a la parte o partes a las que perjudica sus Informes, pues imposibilitan la realización, por otros Peritos, de una revisión plenamente fundada de las afirmaciones genéricas que, en torno a las antedichas cuestiones, en aquéllos se recogen, y ello porque no expresan, en los mismos, datos específicos de mediciones concretas que puedan ser objeto de comprobación para, así, poder comprobar si las mismas son o no correctas, quedando, de esta manera, vedada, de facto, la posibilidad de poder afirmar si tales medidas son o no correctas.

 

Es más, los expresados opositores de la grafometría, en sus contrainformes contra Informes en lo que se ha practicado la grafometría aportándose, en los mismos, los datos concretos que se han obtenido de la aplicación de los mismos, se limitan a poner en cuestión la validez de éstos últimos pero, eso sí, sin especificar los datos que, según ellos serían los correctos, cosa que resultaría bien fácil, pues vienen referidos a cuestiones que, tal como ya “supra” se ha expuesto, resultan fácil mensurables con óptima precisión.

 

No en vano, resulta un hecho indiscutible que, en la actualidad, existen medios técnicos que permiten efectuar mediciones sobre los ya expresados elementos básicos de la estructura de las grafías manuscritas con una notabilísima precisión que hace que los datos resultantes de su aplicación resulten plenamente fiables. De auténtica revolución, se debe calificar la modernización tecnológica que supone, para los profesionales de la ciencia pericial caligráfica, la aparición de modernos programas de sofisticada tecnología digital destinados específicamente para su uso por profesionales de la pericia caligráfica.

 

Y no se debe olvidar que la utilización de las nuevas tecnologías en el ámbito de la ciencia pericial caligráfica resulta, en nuestros días, un imperativo que debe regir la actuación del Perito al efectuar su trabajo de observación y de valoración técnica en torno al objeto del Informe cuya realización tiene encomendada, suponiendo, de manera inequívoca, una exigencia de “lex artis” de la que se hace eco constante y reiterada jurisprudencia:

 

– El Tribunal Supremo, por todas, en su Sentencia de su Sala 3ª, corespondiente a la Jurisdicción Contencioso- Administrativa, de 14 de octubre de 2002 (Ponente: Excmo. Sr. Pérez Morate), manifiesta que se hace preciso:

“UN  CORRECTO  EMPLEO  DE  LA  “LEX  ARTIS”,  ENTENDIENDO  POR  TAL  EL  ESTADO  DE LOS  CONOCIMIENTOS  CIENTÍFICOS  O  TÉCNICOS  EN  EL  NIVEL  MÁS  AVANZADO  DE  LAS INVESTIGACIONES,  QUE  COMPRENDE  TODOS  LOS  DATOS  PRESENTES  EN  EL  CIRCUITO INFORMATIVO  DE  LA  COMUNIDAD  CIENTÍFICA  O  TÉCNICA  EN SU CONJUNTO, TENIENDO EN CUENTA LAS POSIBILIDADES CONCRETAS DE CIRCULACIÓN DE LA INFORMACIÓN.”

 

Igualmente, exactamente en esos mismos términos, que hacen suyos, se pronuncian, verbigracia, los siguientes Tribunales:

 

 

– La Audiencia Nacional, en su Sentencia de 5 de mayo de 2004 (Sala de lo Contencioso Administrativo, Recurso núm. 408/2001. Ponente: Ilma. Sra. Dª. Ana Isabel Martín Valero).

 

– El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Autónoma de Madrid en su Sentencia de 19/02/2015 (Roj: STSJ M 1779/2015 – ECLI:ES:TSJM:2015:1779 Id Cendoj: 28079330102015100122. Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Contencioso Sede: Madrid, Sección: 10. Nº de Recurso: 1034/2011. Nº de Resolución: 124/2015. Procedimiento: PROCEDIMIENTO ORDINARIO Ponente: MARIA DEL CAMINO VAZQUEZ CASTELLANOS Tipo de Resolución: Sentencia).

 

– El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Autónoma de Castilla y León en sus Sentencia de 11/07/2014 (T.S.J.CASTILLA—LEON CON/AD VALLADOLID. SENTENCIA: 01496/2014. Sección Tercera. N11600 N.I.G: 47186 33 3 2011 0100694. PROCEDIMIENTO ORDINARIO 0000510 /2011) y 20/02/2015 (Roj: STSJ CL 509/2015 – ECLI:ES:TSJCL:2015:509. Id Cendoj: 09059330022015100026. Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Contencioso. Sede: Burgos. Sección: 2. Nº de Recurso: 205/2013. Nº de Resolución: 29/2015. Procedimiento: PROCEDIMIENTO ORDINARIO. Ponente: MARIA CONCEPCION GARCIA VICARIO Tipo de Resolución: Sentencia).

 

– “No parece adecuado rescatar las normas primitivas del siglo XIX que, aunque permanecen inalterables, deben ser adaptadas a las complejas estructuras de los laboratorios modernos,  en  los que, el trabajo en equipo supera, con mucho, las garantías previstas inicialmente en la Ley Procesal EDL 1882/1. La intervención de las unidades especializadas  es  una  necesidad  de  LOS  AVANCES  TECNOLÓGICOS,  que NO  SÓLO  NO  DISMINUYEN  LAS GARANTÍAS  SINO QUE LAS AUMENTAN  Y  REFUERZAN (EDJ 2003/80636, Tribunal Supremo Sala 2ª, S 25-7-2003, nº 1086/2003, rec. 626/2002, Pte: Martín Pallín, José Antonio).

 

– “LA  “LEX  ARTIS  AD  HOC”  COMPORTA  NO  SÓLO  EL  CUMPLIMIENTO  FORMAL  DE  LAS  TÉCNICAS ,  SINO  LA  APLICACIÓN  DE  LAS  MISMAS  CON  EL  CUIDADO  Y  PRECISIÓN EXIGIBLE  DE  ACUERDO  CON  LAS  CIRCUNSTANCIAS (…)” (Sentencia del Tribunal Supremo de 23 de mayo de 2006, rec. 2761/1999).

 

Igualmente, como manifestación del principio de que la “lex artis” obliga a todo profesional a aplicar en su actuación como tal los medios acordes con el estado de la ciencia propio del momento en que actúa, nos encontramos con numerosísimas Sentencias sumamente significativas que, aun viniendo referidas al ámbito de la ciencia médica, son aplicables, en su exigencia de interdicción de la obsolescencia tecnológica, a cualquier otra disciplina científica tal cual lo es LA PERICIA CALIGRÁFICA, CUYOS PROFESIONALES, AL ACTUAR COMO TALES, DEBEN ADAPTAR NECESARIAMENTE SU “MODUS OPERANDI”, CON INDEPENDENCIA DE CUÁL HAYA SIDO SU MODO DE DESIGNACIÓN, A LAS MÁS MODERNAS TÉCNICAS QUE TENGAN LOS MISMOS A SU DISPOSICIÓN, y, de esta manera, se pasan a citar, a mero título ilustrativo, las siguientes:

 

– “Por otra parte conviene recordar que la jurisprudencia de la Sala 3ª del Tribunal Supremo (S. 26 de febrero 2002, y las en ella citada) tiene declarado que para que nazca la responsabilidad patrimonial de la Administración resulta preciso que el perjuicio sufrido por el paciente resulte antijurídico, es decir, que no tenga el deber de soportarlo por no existir causas de justificación que lo legitimen; lo que ahora contempla expresamente el artículo 141.1 de la Ley de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, redactado por Ley 4/1.999, de 13 de enero, al disponer que “solo serán indemnizables las lesiones producidas al particular provenientes de daños que este no tenga el deber jurídico de soportar de acuerdo con la Ley. No serán indemnizables los daños que se deriven de hechos o circunstancias que no se hubiesen podido prever o evitar según EL ESTADO DE LOS CONOCIMIENTOS DE LA CIENCIA O DE LA TÉCNICA EXISTENTES EN EL MOMENTO de producción de aquéllos, todo ello sin perjuicio de las prestaciones asistenciales o económicas que las leyes puedan establecer para estos casos”  ( Roj: SAP B 1003/2015 -ECLI:ES : APB:2015:1003Id, Cendoj: 08019370012015100106, Órgano: Audiencia Provincial, Sede: Barcelona,  Sección: 1, Nº de Recurso: 78/2013, Nº de Resolución: 95/2015, Procedimiento: CIVIL,  Ponente: ANTONIO RAMON RECIO CORDOVA, Tipo de Resolución: Sentencia).

 

Es igualmente doctrina jurisprudencial reiterada, por todas citaremos las Sentencias de 20 marzo 2007 y de 16 marzo 2005 , que “a la administración no es exigible nada más que la APLICACIÓN DE LAS TÉCNICAS sanitarias EN FUNCIÓN DEL CONOCIMIENTO DE LA PRÁCTICA médica, sin que pueda sostenerse una responsabilidad basada en la simple producción del daño, puesto que en definitiva lo que se sanciona en materia de responsabilidad sanitaria es una indebida aplicación de medios para la obtención del resultado, que en ningún caso puede exigirse que sea absolutamente beneficioso para el paciente.” o como se dice en la STS 7 marzo 2011 “Ya, en el ámbito sanitario, se evidencia constituye una obligación de medios actuando conforme a la “lex artis“. Y, así a los servicios públicos de salud no se les puede exigir más que una ACTUACIÓN  CORRECTA  Y  A  TIEMPO  CONFORME A LAS TÉCNICAS VIGENTES EN FUNCIÓN DEL CONOCIMIENTO DE LA PRÁCTICA sanitaria. Como expresa la sentencia de esta Sala y Sección de 25 de mayo de 2010 , han de ponerse “los medios precisos para la mejor atención” . Roj: STSJ CL 1757/2015 – ECLI:ES:TSJCL:2015:1757, Id Cendoj: 47186330032015100263, Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Contencioso), Sede: Valladolid, Sección: 3, Nº de Recurso: 292/2013, Nº de Resolución: 680/2015, Procedimiento: PROCEDIMIENTO ORDINARIO, Ponente: AGUSTIN PICON PALACIO, Tipo de Resolución: Sentencia).

 

“Ciertamente que en el instituto de la responsabilidad patrimonial de la Administración el elemento de la culpabilidad del agente desaparece frente al elemento meramente objetivo del nexo causal entre la actuación del servicio público y el resultado lesivo o dañoso producido, si bien, cuando del servicio sanitario o médico se trata, EL EMPLEO DE UNA TÉCNICA CORRECTA ES UN DATO DE GRAN RELEVANCIA para decidir si hay o no relación de causalidad entre el funcionamiento del servicio público y el resultado producido, ya que, cuando el acto médico ha sido acorde con el estado del saber, resulta extremadamente complejo deducir si, a pesar de ello, causó el daño o más bien éste obedece a la propia enfermedad o a otras dolencias del paciente”  (…) “Aun aceptando su tesis de que la causa de sus actuales limitaciones está en dicha intervención quirúrgica, lo que no se puede negar es que ésta, según el aludido informe del especialista en neurocirugía, fue realizada correctamente de acuerdo con el estado del saber en la actualidad y que la incidencia postoperatoria fue resuelta correctamente, de modo que estaríamos ante una lesión que no constituye un daño antijurídico conforme a la propia definición legal de éste, recogida en el artículo 141.1 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre , redactado por Ley 4/1999, de 13 de enero, que no ha venido sino a consagrar legislativamente la doctrina jurisprudencial tradicional, cuyo alcance ha quedado aquilatado en este precepto, según el cual “no serán indemnizables los daños que se deriven de hechos o circunstancias que no se hubiese podido prever o evitar según el ESTADO  DE  LOS  CONOCIMIENTOS  DE  LA CIENCIA  O  DE  LA  TÉCNICA  EXISTENTES  EN  EL  MOMENTO de producción de aquellos”. (Sentencia de la Sala 3ª del Tribunal Supremo de 22 de diciembre de 2001 ,invocada por la más reciente de 10 de mayo de 2005 del mismo Tribunal y la de Audiencia Provincial de Barcelona – Sección Primera – de 9 de marzo de 2015 (Rollo de Apelación núm. 78/2013 – Roj: SAP B 1003/2015 – ECLI:ES:APB:2015:1003 -).

– “El hecho de que la existencia de nuevos tratamientos o nuevas técnicas suponga que las prestaciones se vayan adaptando a ellas no puede llevar a que la aseguradora, por su sola decisión, extienda la exclusión de coberturas a tratamientos POSIBLES Y ADECUADOS AL ESTADO DE LA CIENCIA médica a aquellos contratos suscritos con anterioridad a tales avances técnicos , pues de ser ello así por remisión a las condiciones generales en su día pactadas de forma cerrada el mismo contrato pasados pongamos treinta años estaría garantizando no otra cosa que una ASISTENCIA POSIBLEMENTE INEXISTENTE POR OBSOLETA.” (Sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid, Sección Undécima,  de nueve de abril de dos mil diez. racaída en el Rollo de Apelación núm. 107/20009 – Roj: SAP M 5148/2010 – ECLI:ES:APM:2010:5148 -, cita ésta que viene, además, recogida por la Sentencia, que la hace suya, de la Audiencia Provincial de Toledo, Sección Primera, de veinte de enero de dos mil quince, recaída en el Rollo de Apelación 275/2014 – Roj: SAP TO 21/2015 – ECLI:ES:APTO:2015:21 -).

 

– “Y es también doctrina jurisprudencial reiterada ( Sentencias de 20 de Marzo de 2.007, 7 de Marzo de 2007 y de 16 de Marzo de 2.005 ) que “a la Administración no es exigible nada más que la APLICACIÓN  DE  LAS  TÉCNICAS sanitarias EN FUNCIÓN  DEL  CONOCIMIENTO  DE  LA  PRÁCTICA  médica, sin que pueda sostenerse una responsabilidad basada en la simple producción del daño, puesto que en definitiva lo que se sanciona en materia de responsabilidad sanitaria es una indebida aplicación de medios para la obtención del resultado, que en ningún caso puede exigirse que sea absolutamente beneficioso para el paciente”  (Roj: STSJ MU 1906/2015 – ECLI:ES:TSJMU:2015:1906, Id Cendoj: 30030330012015100649, Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Contencioso Sede: Murcia Sección: 1, Nº de Recurso: 635/2012, Nº de Resolución: 659/2015, Procedimiento: PROCEDIMIENTO ORDINARIO, Ponente: MARIA CONSUELO URIS LLORET, Tipo de Resolución: Sentencia).

Es por todo ello por lo que, con independencia de cuál sea el origen de su nombramiento, los Peritos Calígrafos tienen el deber de encaminar su actuación forense por el camino de una formación profesional continua que les permita estar al día en el estudio y aplicación de las técnicas que es posible aplicar en sus Informes y Dictámenes conforme al estado vigente de la ciencia en cada momento, pues, de no hacerlo, los mismos quedarán obsoletos y, en consecuencia, no deberán ser tenidos en cuenta por los Tribunales, que los descartarán a la hora de tomar sus decisiones, y ello aplicando, al respecto, REITERADA Y PACÍFICA DOCTRINA DEL TRIBUNAL SUPREMO QUE ESTABLECE CLARAMENTE QUE “EL ORIGEN DE LA ELECCIÓN DEL PERITO” NO ES MÁS QUE SÓLO UNO DE LOS EXTREMOS QUE, CON RESPECTO A UN INFORME PERICIAL, DEBEN SER VALORADOS POR LOS TRIBUNALES Y JUZGADOS AL VALORARLOS DE ACUERDO CON LAS REGLAS DE LA SANA CRÍTICA, PUES SE DEBEN, POR LOS MISMOS, TENER, ADEMÁS, ASPECTOS TAN TRANSCENDENTES COMO LOS SIGUIENTES:

“-LA   PREPARACIÓN   TÉCNICA  DE  LOS  PERITOS, SU ESPECIALIZACIÓN.

–  “LAS CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS DEL DICTAMEN.”

– “LA FIRMEZA DE LOS PRINCIPIOS Y LEYES CIENTÍFICAS APLICADOS.”

–  “PRUEBAS TÉCNICAS REALIZADAS.”

–  “CALIDAD DE LOS DICTÁMENES OBRANTES EN LOS AUTOS,”

 

De dicha doctrina jurisprudencial, se cita, a título ilustrativo, y por todas, a continuación, a dicho efecto, por su vocación de síntesis, la Sentencia del Tribunal Supremo de fecha de 18 de octubre de 2011:

“.Respecto a los informes pericial y forense, como destaca la doctrina, la prueba pericial es una es una prueba de apreciación discrecional o libre y no legal o tasada, por lo que, desde el punto de vista normativo, la ley precisa que “el Tribunal valorará los dictámenes periciales según las reglas de la sana crítica”( art. 348 de la LEC ), lo cual, en último término,9 significa que la valoración de los dictámenes periciales es libre para el Tribunal, como, con carácter general, se establece en el art. 741 de la LECrim . para toda la actividad probatoria (“el Tribunal, apreciando según su conciencia, las pruebas practicadas en el juicio, las razones expuestas por la acusación y la defensa y lo manifestado por los mismos procesados, dictará sentencia”), sin que pueda olvidarse, ello no obstante, la interdicción constitucional de la arbitrariedad de los poderes públicos ( art. 9.3 C.E .). El Tribunal es, por tanto, libre a la hora de valorar los dictámenes periciales; únicamente está limitado por las reglas de la sana crítica -que no se hallan recogidas en precepto alguno, pero que, en definitiva, están constituidas por las exigencias de la lógica, los conocimientos   científicos,   las   máximas   de   la   experiencia   y, en último  término,  el  sentido  común –  las cuáles,  lógicamente, le imponen  la  necesidad  de  tomar en consideración,   entre   otros  extremos, la  dificultad  de  la materia  sobre la   que   verse   el   dictamen,  la   preparación   técnica  de  los  peritos, su especializaciónel   origen   de   la   elección   del   perito,   su    buena     fe, las características técnicas del dictamen, la firmeza de los principios y leyes científicas aplicados, los antecedentes del informe (reconocimientos, períodos de observación, pruebas técnicas realizadas, número y  calidad de los dictámenes obrantes en los autos, concordancia o disconformidad entre ellos, resultado de la valoración de las otras pruebas practicadas, las propias observaciones del Tribunal, etc.); debiendo éste, finalmente, exponer en su sentencia las razones que le han impulsado a aceptar o no las conclusiones de la pericia ( STS. 1102/2007 de 21.12 .” (Roj: STS 7465/2011 – ECLI:ES:TS: 2011:7465, Id Cendoj: 28079120012011101169, Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal, Sede: Madrid, Sección: 1, Nº de Recurso: 10884/2011, Nº de Resolución: 1107/2011, Procedimiento: PENAL – APELACION PROCEDIMIENTO ABREVIADO, Ponente: JUAN RAMON BERDUGO GOMEZ DE LA TORRE, Tipo de Resolución: Sentencia).

3º.-/ Habida cuenta el enorme peso que, en materia de pericia caligráfica, tiene la opinión técnica subjetiva del profesional, resulta, todavía más relevante en esta disciplina científica que en otras, la aportación de los datos objetivos provenientes de elementos mensurables de las grafías manuscritas, siendo la misma no ya sólo conveniente, sino, del todo necesaria, por venir los Peritos obligados a la misma en virtud del deber que tienen los Peritos de actuar, tal como así lo prescribe, en España, el art. 335,2 de la Ley de Enjuiciamiento Civil “con la mayor objetividad posible tomando en consideración tanto lo que pueda favorecer como lo que sea susceptible de causar perjuicio a cualquiera de las partes”, dejándose, aquí, citada, por todas la Sentencia dictada, a tal respecto, por la Audiencia Provincial de Álava con fecha de 03/10/2006:

 

“El deber del perito de decir la verdad y de actuar con objetividad opera sobre las dos formas o manifestaciones propias de la prueba pericial. Una de carácter objetivo, resultado de aplicación de un conocimiento o técnicas estrictamente objetivas, y otra, más subjetiva, que aún sobre una base de conocimientos científicos, técnicos o incluso artísticos o prácticos, se refiere más a la opinión o criterio propio del perito. Cuando el objeto de la pericia requiere de elementos subjetivos, valorativos o de opinión técnica, el deber de decir la verdad y actuar con objetividad debe establecerse desde la necesaria ponderación que el perito debe realizar en relación con todas las circunstancias concurrentes en el caso o supuesto objeto de la pericia, sin omitir ni eludir ninguna que pueda influir en el resultado. Por ello el deber se concreta en una razonable valoración de todas las circunstancias que sin llegar a la exhaustividad, sin embargo representen una base suficientemente objetiva para el análisis del objeto de la pericia. EL USO DEL MAYOR NÚMERO POSIBLE DE DATOS ÚTILES Y EL ANÁLISIS DESDE DISTINTAS PERSPECTIVAS, SON REQUERIMIENTOS QUE DOTAN AL DICTAMEN DE LA VERACIDAD Y OBJETIVIDAD EXIGIDAS, AUNQUE SUS CONCLUSIONES CONTENGAN UNA OPINIÓN TÉCNICA MÁS O MENOS SUBJETIVA. Por ello el art. 335.2 L.E.C EDL 2000/77463 . establece: “al emitir el dictamen, todo perito deberá manifestar bajo juramento o promesa de decir verdad, que ha actuado y, en su caso, actuará con la mayor objetividad posible tomando en consideración tanto lo que pueda favorecer como lo que sea susceptible de causar perjuicio a cualquiera de las partes y que conoce las sanciones penales en la que podría incurrir si incumpliere su deber como perito”. (Jurisdicción: Civil , Ponente: Íñigo Madaria Azkoitia , Origen: Audiencia Provincial de Álava,  Fecha: 03/10/2006, Tipo Resolución: Sentencia, Sección: Primera, Número Sentencia: 181/2006, Número Recurso: 158/2006).

 

Y, en este mismo sentido, se pronuncia la más fundamentada doctrina científico-jurídica, pues tal y como, en la Revista Electrónica de Ciencia Penal y Criminología (ISSN 1695-0194) arts. RECPC 15-19 (2013), en su artículo titulado “La Prueba Pericial y su Valoración en el Ámbito Judicial Español”, concretamente en su pág. 19:8,  se expresa por De Luca, Navarro y Cameriere:

 

“En estos supuestos, el perito debe presentar el resultado de forma que pueda ser correctamente interpretado por la autoridad judicial peticionaria del informe. SEGÚN EL ARTÍCULO 478, APARTADO 2º, POR TANTO, EL RESULTADO DE LOS ANÁLISIS NO PUEDE SER, SALVO RAZONES  QUE  LO  JUSTIFIQUEN,  OMITIDO  O SOBREENTENDIDO. No es banal este comentario porque en dactiloscopia, por ejemplo, suele ser frecuente que los peritos informen al juez que el cotejo ha sido positivo, negativo o inconcluso sin que en el informe pericial se aporten los datos que avalen las conclusiones del cotejo. El apartado 3º del artículo mencionado de la Ley de Enjuiciamiento Criminal dice que el informe pericial comprenderá, si fuera posible, las conclusiones que en vista de tales datos formulen los peritos. Las conclusiones pueden recoger resultados, interpretaciones de esos resultados, explicaciones e incluso comentarios que los peritos necesiten realizar.”

 

4º.-/ Existe numerosísima y reiterada Jurisprudencia, tanto del Tribunal Supremo, como de Tribunales Superiores de Justicia y Audiencias Provinciales, que exige expresamente la utilización, en sus Informes, por los Peritos Calígrafos, de técnicas grafométricas y ello ya haciendo expresa referencia a éste último adjetivo calificativo, ya haciéndolo a los estudios en que se concretan dichas técnicas  tales cuales son la dirección de la firma, la inclinación de sus trazos o sus proporciones, o haciendo ambas cosas a la vez:

 

Reiterando las conclusiones de su informe y el carácter accesorio de los CONCEPTOS GRAFOMÉTRICOS  y la prevalencia del método grafonómico” (Roj: SAP MU 1269/2016 – ECLI: ES:APMU:2016:1269, Id Cendoj: 30030370012016100175, Órgano: Audiencia Provincial, Sede: Murcia, Sección: 1, Fecha: 23/05/2016, Nº de Recurso: 569/2015, Nº de Resolución: 198/2016, Procedimiento: CIVIL, Ponente: MARIA DEL PILAR ALONSO SAURA, Tipo de Resolución: Sentencia).

 

– “Después de los estudios realizados paso a explicar las conclusiones de cada uno.”

 “a) La morfología y fisionomía de las mismas tienen la misma estructura, como se ha podido observar los trabajos realizados, en los trazos, levantamientos, EXTENSIÓN ABSOLUTA Y RELATIVA E INCLINACIÓN, por lo que, en base a estos estudios, las firmas dubitadas están realizadas por la misma mano que realizado las firmas indubitadas.”

“b) En todo el PROCESO GRAFOMÉTRICO nos da UN ÍNDICE DE PROPORCIONALIDAD SIMÉTRICO, nos indica que las firmas dubitadas están realizadas por la misma mano que realizo las firmas indubitadas.”

(Roj: SAP IB 1855/2014 – ECLI: ES:APIB:2014:1855, Id Cendoj: 07040370052014100242, Órgano: Audiencia Provincial, Sede: Palma de Mallorca, Sección: 5, Fecha: 22/09/2014, Nº de Recurso: 347/2014, Nº de Resolución: 247/2014, Procedimiento: CIVIL, Ponente: SANTIAGO OLIVER BARCELO, Tipo de Resolución: Sentencia).

 

“Los Tribunales vienen estableciendo, (por ejemplo, la Audiencia Provincial de Girona, Sección 1ª, en Sentencia de 10.04.2003, recurso 70/1992, cuyo criterio compartimos), que un informe pericial debe tener cuatro estudios o comparaciones: la formal o morfológica, (que viene a hacer mención al mero aspecto formal de las grafías); LA GRAFOMÉTRICA, (QUE VIENE A SER EL COTEJO DE LAS ESCRITURAS BASADO EN LA MEDIDA DE LOS GRAFISMOS); la pulsiva, (que viene a ser la variabilidad de la presión, anchura de los trazos y la profundidad del surco); y las afinidades y las disgrafías”  (Jurisdicción: Penal, Origen: Audiencia Provincial de Cuenca, Fecha: 21/05/2013, Tipo Resolución: Sentencia, Sección: Primera, Número Sentencia: 9/2013).

 

– “Se ha llevado a cabo un meticuloso análisis grafológico, tanto cuantitativo como cualitativo, utilizando las técnicas precisas en cada caso: scanner, fotografias, micro y macro, lentes, luces, etc. Los exámenes se han centrado en los estudio de las características caligráficas, trazos de las escrituras, gestos tipo, GRAFOMETRÍA, etc.” (Roj: STSJ ICAN 2180/2011 – ECLI: ES:TSJICAN:2011:2180, Id Cendoj: 35016340012011101110, Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social, Sede: Palmas de Gran Canaria (Las), Sección: 1, Fecha: 24/08/2011, Nº de Recurso: 600/2011, Nº de Resolución: 1131/2011, Procedimiento: Recurso de suplicación, Ponente: IGNACIO JOSE DUCE SANCHEZ DE MOYA, Tipo de Resolución: Sentencia).

 

– FRENTE AL CRITERIO DE UNA PERITO DIPLOMADA POR LA ESCUELA FRANCESA DE GRAFOLOGÍA, QUE MANIFIESTA SU FRONTAL Y TOTAL OPOSICIÓN A LA APLICACIÓN DEL MÉTODO GRAFOMÉTRICO, LA AUDIENCIA PROVINCIAL DE ÁLAVA, EN LA SENTENCIA “INFRA” RESEÑADA, OPTA POR INCLINARSE POR EL INFORME QUE EFECTUARON AGENTES DE LA ERTZAINTZA, DENTRO DEL CUAL SE INCLUYE “ESTUDIO GRAFOMÉTRICO PARA DETERMINAR LAS MEDICIONES PERTINENTES (…)”.  (Jurisdicción: Penal, Origen: Audiencia Provincial de Álava, Fecha: 15/03/2011, Tipo Resolución: Sentencia, Sección: Segunda).

 

– Igualmente, la Audiencia Provincial de Murcia basó la Sentencia que, a continuación, se indica en el Informe Pericial Caligráfico que fundamentó  “sus conclusiones en el estudio técnico comparativo realizado entre la firma dubitada y las dos firmas indubitadas, que acreditan la existencia entre unas y otras de DIFERENCIAS GRAFOMÉTRICAS (…)”  (Jurisdicción: Civil, Origen: Audiencia Provincial de Murcia, Fecha: 03/03/2011, Tipo Resolución: Sentencia, Sección: Cuarta, Número Sentencia: 112/2011).

 

“El informe pericial no se funda en un análisis morfológico, como en él se indica: Para el análisis de dichos grafismos, se ha utilizado básicamente el Método Grafonómico, ya que ADEMÁS DE INCLUIR EL ESTUDIO DE LOS PARÁMETROS DEL MÉTODO GRAFOMÉTRICO, lo supera pues tiene especialmente en cuenta el elemento móvil o dinámico de la escritura, el grafismo no se contempla como un resultado estático, sino como un reflejo de gestos en continuo movimiento captando pues lo más intrínseco, peculiar o personal del propio ritmo”  (Jurisdicción: Penal, Origen: Audiencia Provincial de León, Fecha: 14/06/2010, Tipo Resolución: Sentencia, Sección: Primera, Número Sentencia: 238/2010).

 

– “El citado dictamen hace referencia a los métodos grafonómico y GRAFOMÉTRICO, teniendo en cuenta el elemento dinámico de la escritura por lo que no se contempla como un resultado estático, sino como reflejo de gestos conscientes y/o inconscientes que provoca el continuo movimiento.  La perito de la parte actora, la Sra. Esther (…)cita DENTRO DEL MÉTODO EMPLEADO APARTE DE LA OBSERVACIÓN, EL ANÁLISIS GRAFOMÉTRICO y grafonómico, los sistemas de los gráficos de Locard y el análisis de las cajas de firmas. (…) La firma por sí misma evidencia dinamismo y espontaneidad, propias de la escritura auténtica, de inviable presencia en las falsificaciones inmediatas por causa de la lentitud e interrupciones inherentes a la copia de trazos que se tienen a la vistas. La presencia de extraordinarias similitudes grafométricas y grafonómicas entre las firmas sometidas a cotejo se llega a la conclusión de que la dubitada pertenece efectivamente al demandado. Como explicó en el acto del juicio el análisis grafonómico hace referencia a la apariencia, en tanto el análisis grafométrico al conjunto de mediciones longitudinales de toda la grafía espacios y palabra.”

“Por su parte el dictamen elaborado por Dª Blanca (…) coincide con el anterior. (…) Igualmente realiza un  ANÁLISIS   grafonómico  (presión,  continuidad,  velocidad,  proporción) y GRAFOMÉTRICO (…). Se han encontrado una mayoría importante de similitudes entre cada una de las firmas dubitadas y las indubitadas. En este tipo de estudio las similitudes son en principio mucho más significativas que las no similitudes. Como es lógico, estas también han sido apreciadas aunque en menor número y en principio no determinantes de una distinta autoría. Alguna de las no similitudes halladas se considera que pudieran ser debidas a deficiencias en el útil escritural empleado e las firmas dubitadas tal y como ha sido señalado anteriormente en el informe. Respecto a las conclusiones llegadas a partir de los documentos de los que se dispone de copia se utilizarán con las reservas propias a los mismos. (…)”

“LAS DIFERENCIAS OBTENIDAS EN LOS COTEJOS GRAFOMÉTRICOS EN VALORES ABSOLUTOS NO SON TAN DETERMINANTES COMO LOS DATOS DE LAS PROPORCIONES ENTRE LOS DISTINTOS ELEMENTOS PUESTO QUE ESTAS SON INDEPENDIENTES DEL ESPACIO Y SUELEN TENDER A MOSTRAR UNA CIERTA CONSTANCIA IDIOSINCRÁTICA A CADA PERSONA.”

Por último, no es cierto en absoluto y es injustificada de todo punto la crítica reiterada sobre el método empleado de que se acusa a los dictámenes de la parte actora y judicial en torno a que sólo han utilizado el grafométrico y no el grafonómico, puesto que basta no sólo la lectura de los mismos sino también las explicaciones que sobre ella han dado en el acto del juicio.”

(Jurisdicción: Civil , Ponente: Mª Begoña Rodríguez González, Origen: Audiencia Provincial de Pontevedra, Fecha: 28/05/2009, Tipo Resolución: Sentencia, Sección: Primera, Número Sentencia: 244/2009, Número Recurso: 215/2009).

 

– “Basta la mera y atenta lectura del informe para advertir lo infundado de la queja. Y es que el perito designado tras determinar en su informe las pertinentes técnicas utilizadas, consignadas en el apartado 4.2 de su informe [técnicas exploratorias a través de microscopios, cuentahílos, plantillas milimetradas, lámpara de rayos ultravioleta, negatoscopio, y focos variados, equipo informático, y atendiendo a los siguiente criterios grafoanalíticos: 1) observación óptica, 2) visualización por transparencia,  3)  ANÁLISIS  GRAFOMÉTRICO   y 4) análisis grafonómico], efectúa los correspondientes cotejos de los documentos dubitados e indubitados (apartado 5) a través del análisis de la idea de trazado efectuando las observaciones pertinentes (apartado 5.1); del dinamismo  y  espontaneidad (5.2); forma de los trazos y grado de tensión (5.4), de la GRAFOMETRÍA  DE  LAS  CAJAS  CALIGRÁFICAS  DE  LAS  FIRMAS (5.5), por la presión en las firmas (5.6) y por los gestos tipo en las firmas (5.8), dinamismo y espontaneidad (5.10), etc.” (Roj: SAP GC 968/2008 – ECLI: ES:APGC:2008:968, Id Cendoj: 35016370042008100154, Órgano: Audiencia Provincial, Sede: Palmas de Gran Canaria (Las), Sección: 4, Fecha: 08/04/2008, Nº de Recurso: 727/2007, Nº de Resolución: 164/2008, Procedimiento: Recurso de apelación, Ponente: VICTOR MANUEL MARTIN CALVO, Tipo de Resolución: Sentencia).

 

“Los otros criterios deben ceder ante el estudio realizado por el perito designado dentro el procedimiento, que no puede calificarse de estudio grafológico como ha mantenido la apelante, que es mucho más completo ya que se ha ocupado del ANÁLISIS morfológico de ambos escritos, del GRAFOMÉTRICO, de la presión y pulsión, DE LAS AFINIDADES Y DIFERENCIAS DE INCLINACIÓN, velocidad y cohesión, signos de puntuación, CAJA DE ESCRITURA, DIRECCIÓN DE LA ESCRITURA, ÍNDICES CURVIMÉTRICOS Y DIAMETRALES ENTRE OTROS MUCHOS ELEMENTOS. En definitiva nos encontramos con un estudio mucho más complejo que el realizado por el Sr Lázaro y con muchos más elementos para cuestionar la autenticidad de la escritura.” (Roj: SAP M 6741/2008 – ECLI: ES:APM:2008:6741, Id Cendoj: 28079370142008100256, Órgano: Audiencia Provincial, Sede: Madrid, Sección: 14, Fecha: 30/04/2008, Nº de Recurso: 712/2007, Nº de Resolución: 280/2008, Procedimiento: Recurso de apelación, Ponente: JUAN UCEDA OJEDA, Tipo de Resolución: Sentencia).

 

– “LA CITADA SIMILITUD DEL 70% HACE REFERENCIA A UNO SOLO DE LOS ELEMENTOS O FACTORES ANALIZADOS POR EL PERITO, EL GRAFOMÉTRICO, REFERIDO A LAS “CAJAS” O ESPACIOS OCUPADOS POR LA ESCRITURA, que en el presente caso no es determinante de conformidad con las conclusiones finales del perito, que expone que “No existen similitudes ni en los elementos de fácil imitación, como el trazado o algunos gestos tipo, ni en los elementos significativos con la suficiente importancia, como la presión, la velocidad, el dinamismo y la espontaneidad, que nos conduzcan a pensar que la firma dubitada denominada D-1 y atribuida a Dª Paloma , fue hecha por la misma persona que rubricó las indubitadas. Por tanto no puede considerarse auténtica”. (Roj: SAP TF 570/2006 – ECLI: ES:APTF:2006:570, Id Cendoj: 38038370042006100101, Órgano: Audiencia Provincial, Sede: Santa Cruz de Tenerife, Sección: 4, Fecha: 22/03/2006, Nº de Recurso: 389/2005, Nº de Resolución: 97/2006, Procedimiento: Recurso de apelación, Ponente: PILAR ARAGON RAMIREZ, Tipo de Resolución: Sentencia).

 

– “En efecto y dicho dictamen se señala, en cuanto a la idea del trazado, que la firma dubitada difiere con la indubitada tanto en el número de los trazos, como en la forma de los mismos e incluso en el orden; en lo que se refiere al dinamismo y espontaneidad, el perito hace notar que la firma dubitada tiene “una baja espontaneidad, presentando numeroso reenganches y retoques típicos de una falsedad por imitación”; se refiere también el perito a los rasgos de ataque y finales, en los que igualmente advierte “elementos no coincidentes en la morfología de determinados rasgos iniciales y finales de distintos grafemas”; en lo tocante a la GRAFOMETRÍA, se recoge en el dictamen que hay un grado de similitud en nada significativo de un 60% y explica la razón de tal insignificancia; sobre la presión, advierte el perito la “discordancia total en la presión entre ambas firmas”, y en lo que hace a los gestos-tipo, resalta el perito el dato, expresivo, de “ejecutar la rúbrica en sentido distinto”.

“Todas esas afirmaciones del perito se encuentran explicadas sobre el texto de ambas firmas y rúbricas y apreciadas en función de tales explicaciones. Pues bien valorando esa prueba en la forma que señala el art. 348 de la LEC y en atención a las razones que da el perito, este Tribunal, al igual que la sentencia apelada, llega a la plena convicción de la conclusión señalada por el dictamen pericial y de que la firma del documento (la del original al que se corresponde la fotocopia) no se corresponde con la de su autor aparente.”

(Roj: SAP TF 246/2005 – ECLI: ES:APTF:2005:246, Id Cendoj: 38038370042005100039, Órgano: Audiencia Provincial, Sede: Santa Cruz de Tenerife, Sección: 4, Fecha: 07/02/2005, Nº de Recurso: 583/2004, Nº de Resolución: 38/2005, Procedimiento: Recurso de apelación, Ponente: PABLO JOSE MOSCOSO TORRES, Tipo de Resolución: Sentencia).

 

– “Tuvo en consideración el perito, el cuerpo de escritura redactado a presencia judicial en relación con el reconocimiento de deuda, en concreto: el orden espacial, o distribución de letras, palabras o líneas, disposición del grafismo y PROPORCIONES DE LAS LETRAS; LA DIMENSIÓN, ESTO ES LA ALTURA Y AMPLITUD DE LOS MOVIMIENTOS GRÁFICOS, ASPECTO GRAFOMÉTRICO; la forma, o modalidad de la estructura de las letras; la disección, o plano simbólico a donde se dirigen los grafismos”  (Roj: SAP J 55/2005 – ECLI: ES:APJ:2005:55, Id Cendoj: 23050370032005100015, Órgano: Audiencia Provincial, Sede: Jaén, Sección: 3, Fecha: 24/01/2005, Nº de Recurso: 344/2004, Nº de Resolución: 11/2005, Procedimiento: CIVIL, Ponente: MARIA LOURDES MOLINA ROMERO, Tipo de Resolución: Sentencia).

 

– “Este motivo de oposición, convertido ahora en motivo de apelación, debe desestimarse por la Sala. Porque, en efecto, la pericial caligráfica practicada concluye inequívocamente CONSTATANDO “ROTUNDAS  SIMILITUDES A NIVEL DE trazado, GRAFOMETRÍA y grafonomía” que permiten entender que “las firmas dubitadas fueron hechas por la misma persona que rubricó las indubitadas”, y que “pueden y deben considerarse auténticas”. La rotundidad de estas conclusiones, y la firmeza con las que el perito las explicó y defendió en el acto de la vista, hacen infructuosos los intentos del apelante por convencer a la Sala de que aquel informe es incompleto y parcial. Ni siquiera el reconocimiento del perito en el acto la vista de una posibilidad remota de que no fuera así, priva de valor probatorio al informe, que como todos los periciales está sometido a un insignificante margen de error por expresar una altísima probabilidad de certidumbre.” (Roj: SAP TF 1918/2003 – ECLI: ES:APTF:2003:1918, Id Cendoj: 38038370042003100317, Órgano: Audiencia Provincial, Sede: Santa Cruz de Tenerife, Sección: 4, Fecha: 28/07/2003, Nº de Recurso: 369/2003, Nº de Resolución: 374/2003, Procedimiento: Recurso de apelación, Ponente: PEDRO MANUEL YANES YANES, Tipo de Resolución: Sentencia).

 

“Los otros criterios deben ceder ante el estudio realizado por el perito designado en el procedimiento, que no puede calificarse de estudio grafológico como ha mantenido la apelante, que es mucho más completo ya que se ha ocupado del ANÁLISIS (…) GRAFOMÉTRICO, (…) diferencias de inclinación, (…) dirección de la escritura (…). En definitiva, nos encontramos con un estudio mucho más complejo que el realizado por el Sr. Lázaro y con muchos más elementos para cuestionar la autenticidad de la escritura.”  (Jurisdicción: Civil, Origen: Audiencia Provincial de Madrid, Fecha: 30/04/2003, Tipo Resolución: Sentencia, Sección: Decimocuarta).

 

– “Incluso con el porcentaje del ESTUDIO GRAFOMÉTRICO, que es un dato complementario, puede afirmarse con contundencia que la firma no fue realizada por la misma persona, y que los posibles cambios que aparecen no son por la antigüedad de la firma dubitada.”  (Roj: SAP M 12360/2001 – ECLI: ES:APM:2001:12360, Id Cendoj: 28079370062001100447, Órgano: Audiencia Provincial, Sede: Madrid, Sección: 6, Fecha: 18/09/2001, Nº de Recurso: 147/2001, Nº de Resolución: 374/2001, Procedimiento: PENAL – APELACION PROCEDIMIENTO ABREVIADO, Ponente: MARIA LUISA SILVA CASTAÑO, Tipo de Resolución: Sentencia).

 

– “Se convierte, entonces, el debate sobre la legitimidad de la firma atribuida en aquél al demandado en elemento nuclear de la cuestión y al respecto cobra especial relieve, como prueba, la pericial practicada ( folio 82 y siguientes) que, tras advertir la falta de constancia de los rasgos morfológicos en la escritura y rúbrica del demandado, concluye, sin embargo, a través de su impronta (gestos tipo), confirmados por el  EXAMEN  GRAFOMÉTRICO, que la firma que en aquél obra es de puño del demandado.”  (Roj: SAP O 3324/2000 – ECLI: ES:APO:2000:3324, Id Cendoj: 33024370072000100001, Órgano: Audiencia Provincial, Sede: Gijón, Sección: 7, Fecha: 12/09/2000, Nº de Recurso: 495/2000, Nº de Resolución: 208/2000, Procedimiento: CIVIL, Ponente: JOSE LUIS CASERO ALONSO, Tipo de Resolución: Sentencia).

 

– “ (…) Desde la ciencia de la grafología, se vienen exigiendo como necesarios en todo informe riguroso que pretenda atribuir la letra indubitada al presunto autor, que ha de constar con cuatro estudios o COMPARACIONES, a saber: 1. La formal o morfológica, 2. LA GRAFOMÉTRICA; 3. La pulsiva y 4. Las afinidades y disgrafias.”  (Jurisdicción: Penal, Ponente: Fernando Lacaba Sánchez, Origen: Audiencia Provincial de Girona, Fecha: 10/04/2003, Tipo Resolución: Sentencia, Sección: Primera, Número Recurso: 70/1992).

 

“Ambas periciales se valieron de medios técnicos adecuados; y así Doña Pura , al llevar a efecto el cotejo grafonómico, constató diversas divergencias que avalarían la diferente autoría de las firmas dubitada e indubitada, así divergencia en las guirnaldas (DIRECCIÓN, forma, movimiento), salida de firma, INCLINACIÓN o velocidad”. (Roj: SAP O 3005/2016 – ECLI: ES:APO:2016:3005, Id Cendoj: 33044370052016100318, Órgano: Audiencia Provincial, Sede: Oviedo, Sección: 5, Fecha: 14/11/2016, Nº de Recurso: 398/2016, Nº de Resolución: 320/2016

Procedimiento: CIVIL, Ponente: JOSE MARIA ALVAREZ SEIJO, Tipo de Resolución: Sentencia).

 

“Hay que indicar que la prueba pericial caligráfica ha sido admitida sin reticencias en los procedimientos judiciales, siempre que su práctica se ajuste a las reglas de la técnica grafológica que, como se dice en reiteradas resoluciones, parte del análisis comparativo entre dos cuerpos de escritura considerando sus trazos, DIRECCIONES DE LOS RASGOS, INCLINACIONES  DE  LAS  LETRAS  y sobre todo la intensidad de la presión del objeto utilizado para imprimir las letras sobre el papel en el que se escribe.” (Roj: SAP GC 1485/2016 – ECLI: ES:APGC:2016:1485, Id Cendoj: 35016370062016100216, Órgano: Audiencia Provincial, Sede: Palmas de Gran Canaria (Las), Sección: 6, Fecha: 27/06/2016, Nº de Recurso: 27/2014, Nº de Resolución: 222/2016, Procedimiento: Procedimiento Abreviado, Ponente: CARLOS VIELBA ESCOBAR, Tipo de Resolución: Sentencia).

 

– “Al respecto es importante señalar la gran cantidad de documentos en los que constaba la firma indubitada de aquéllos, que han sido analizados y comparados por el perito con el contrato cuestionado, pudiendo determinar las divergencias en cuanto a las grafías y trazos de escritura (habitualismo gráfico, forma de realización, calibre, ANCHURA, armonía, ALINEACIÓN DE BASE, INCLINACIÓN, DIRECCIÓN AXIAL…) que integran y desarrollan las firmas de ambos contratantes en uno y otro grupo documental.”

“Tales divergencias fueron perfectamente explicadas y mostradas a la Sala durante el desarrollo de la pericial en la segunda instancia, para llegar a la conclusión de que no se da identidad alguna entre los habitualismos gráficos y gestos típicos entre los rasgos de los trazos que componen las firmas indubitadas y dubitada, ni en las formas de realizar los rasgos, los cuales presentan distinta tipología y armonía.”

“Tampoco LA ALINEACIÓN DE BASE Y LOS EJES DE LAS FIRMAS PRESENTAN EL PORCENTAJE DE IGUALDAD REQUERIDO (60% O MÁS), al margen de que LA INCLINACIÓN entre plano y portante ponen de manifiesto que las firmas indubitadas han sido tomadas como referencia para la realización de la dubitada; ésta habría copiado las anteriores.”

“En definitiva, la única pericial practicada en autos es tajante a la hora de afirmar que fueron distintas personas y manos las que firmaron las firmas dubitadas obrantes en el contrato misto de arrendamiento en el que los actores basan sus pretensiones y las indubitadas examinadas por el experto calígrafo, llegando esta Sala a idéntica conclusión.”

(Roj: SAP M 17702/2015 – ECLI: ES:APM:2015:17702, Id Cendoj: 28079370092015100546, Órgano: Audiencia Provincial, Sede: Madrid, Sección: 9, Fecha: 23/12/2015, Nº de Recurso: 362/2015, Nº de Resolución: 561/2015, Procedimiento: Recurso de Apelación, Ponente: MARIA FELISA HERRERO PINILLA, Tipo de Resolución: Sentencia).

 

“Haciéndose eco de esta misma línea jurisprudencial, la SAP de Málaga de 14 de mayo de 2015 (ROJ: SAP MA 1047/2015 ), invocando otras resoluciones, destaca que “la prueba pericial caligráfica ha sido admitida sin reticencias en los procedimientos judiciales, siempre que su práctica se ajuste a las reglas de la técnica grafológica que, como se ha dicho en reiteradas resoluciones, parte del análisis comparativo entre dos cuerpos de escritura considerando sus trazos, DIRECCIONES  DE  LOS  RASGOS,  INCLINACIONES  DE  LAS  LETRAS  y sobre todo la intensidad de la presión del objeto utilizado para imprimir las letras sobre el papel en el que se escribe.”  (Roj: SAP B 11521/2015 – ECLI: ES:APB:2015:11521, Id Cendoj: 08019370132015100372, Órgano: Audiencia Provincial, Sede: Barcelona, Sección: 13, Fecha: 11/11/2015, Nº de Recurso: 626/2014, Nº de Resolución: 350/2015, Procedimiento: Recurso de Apelación, Ponente: MARIA DEL PILAR LEDESMA IBAÑEZ, Tipo de Resolución: Sentencia).

 

– “Con carácter general debe explicitarse que la prueba pericial caligráfica ha sido admitida sin reticencias en los procedimientos judiciales, siempre que su práctica se ajuste a las reglas de la técnica grafológica que parte del análisis comparativo entre dos cuerpos de escritura considerando sus trazos, DIRECCIONES  DE  LOS  RASGOS,  INCLINACIONES  DE  LAS LETRAS  y sobre todo , la intensidad de la presión del objeto utilizado para imprimir las letras sobre el papel en el que se escribe.”  (Roj: SAP SS 847/2015 – ECLI: ES:APSS:2015:847, Id Cendoj: 20069370032015100350, Órgano: Audiencia Provincial,  Sede: Donostia-San Sebastián, Sección: 3, Fecha: 20/10/2015,  Nº de Recurso: 3348/2015, Nº de Resolución: 252/2015, Procedimiento: Recurso apelación procedimiento ordinario LEC 2000, Ponente: JUANA MARIA UNANUE ARRATIBEL, Tipo de Resolución: Sentencia).

 

“A nivel general se observan divergencias destacadas en cuanto a la DIRECCIÓN DE LÍNEAS, INCLINACIÓN,  PROPORCIONES  DE  TAMAÑO, forma, velocidad y cohesión, asimismo los temblores se dan en todas las firmas indubitadas desde el inicio al final de las firmas y en la dubitada solo se da de forma significativa en las cuatro primeras letras del nombre siendo en las siguientes letras prácticamente imperceptibles y la forma de los trazos presenta divergencias tanto en la idea de trazado general de los grafos como en el punto de ataque y final de las letras y en los idiotismos mas significativos de la escritura”. (Roj: SAP BI 1162/2015 – ECLI: ES:APBI:2015:1162, Id Cendoj: 48020370062015100227, Órgano: Audiencia Provincial, Sede: Bilbao, Sección: 6, Fecha: 16/06/2015, Nº de Recurso: 65/2014, Nº de Resolución: 40/2015, Procedimiento: PENAL – PROCEDIMIENTO ABREVIADO/SUMARIO, Ponente: MARIA DEL CARMEN RODRIGUEZ PUENTE, Tipo de Resolución: Sentencia).

 

– “Se acordó realizar un cuerpo de escritura, en cuyo cotejo se observaron diferencias, lógicas por otra parte dado el tiempo transcurrido (12 años), si bien entre las dos anteriores (C1 y C 2) sí se observa similar distribución de trazos, utilizándose los mismos idiotismos, INCLINACIÓN, velocidad Y DIRECCIÓN  (Roj: SAP J 568/2015 – ECLI: ES:APJ:2015:568

Id Cendoj: 23050370012015100210, Órgano: Audiencia Provincial, Sede: Jaén, Sección: 1, Fecha: 10/06/2015, Nº de Recurso: 225/2015, Nº de Resolución: 260/2015, Procedimiento: CIVIL, Ponente: MARIA FERNANDA GARCIA PEREZ, Tipo de Resolución: Sentencia).

 

– “Ahora bien,  EN  LA  SENTENCIA  DE  LA  SALA  2ª  DEL  TRIBUNAL  SUPREMO  DE FECHA  3 DE  OCTUBRE  DE  1998 ,  SE  DICE: “…LA PRUEBA PERICIAL CALIGRÁFICA HA SIDO ADMITIDA SIN RETICENCIAS EN LOS PROCEDIMIENTOS JUDICIALES, SIEMPRE QUE SU PRÁCTICA  SE  AJUSTE  A  LAS  REGLAS  DE  LA  TÉCNICA  GRAFOLÓGICA  QUE,  COMO  SE HA  DICHO  EN  REITERADAS  RESOLUCIONES,  PARTE  DEL  ANÁLISIS  COMPARATIVO ENTRE  DOS  CUERPOS  DE  ESCRITURA  CONSIDERANDO  sus  trazos, DIRECCIONES  DE  LOS  RASGOS,  INCLINACIONES  DE  LAS LETRAS   y  sobre todo la intensidad de la presión del objeto utilizado para imprimir las letras sobre el papel en el que se escribe.”  (Roj: SAP MA 1047/2015 – ECLI: ES:APMA:2015:1047, Id Cendoj: 29067370052015100232, Órgano: Audiencia Provincial, Sede: Málaga, Sección: 5, Fecha: 14/05/2015, Nº de Recurso: 473/2014, Nº de Resolución: 253/2015, Procedimiento: CIVIL, Ponente: INMACULADA MELERO CLAUDIO, Tipo de Resolución: Sentencia).

 

– “Del estudio comparativo efectuado entre las firmas realizadas por María Antonieta y la dubitada contenida en el recibo de reintegro bancario de la Caja del Mediterráneo de fecha 25 de junio del año 2009, apreciamos que existen concordancias entre las mismas, tales como la composición, presión, INCLINACIÓN, DIRECCIÓN, así como tensión e idea de trazado de los grafismos que nos permite considerar que María Antonieta es la autora de la citada firma cuestionada. (…) A la vista del dictamen pericial que se ha reseñado se comprueba que hay firmas que han sido hechas por la acusada sin duda alguna, LOS MÉTODOS CIENTÍFICOS LO HAN DEMOSTRADO, por lo que se confirma la autoría de la misma en la falsedad llevada a cabo para gracias a ella poder sacar el dinero de la cuenta del matrimonio.” (Jurisdicción: Penal , Ponente: Pedro V. Cano Maillo, Origen: Audiencia Provincial de Cáceres,  Fecha: 27/06/2014, Tipo Resolución: Sentencia, Sección: Segunda, Número Sentencia: 285/2014, Número Recurso: 8/2014).

 

– “Y, según la mejor doctrina, y respecto de la prueba caligráfica o grafológica, el acto escritural es el resultado de la actividad de un complejo mecanismo psicofisiológico, estrechamente asociado a la evolución intelectual del individuo, su motricidad y su capacidad lingüística. La madurez psicológica y de la personalidad incide en la ejecución de las formas gráficas; éstas se revelan como representaciones simbólicas, debido a que cada persona percibe la realidad a través del filtro de sus propios sentidos físicos y desarrollo mental, y la reproduce, al escribir, no sólo según sus propias capacidades, sino también a tenor de su particular interpretación de los estímulos internos y externos inductores de la actividad humana. Si el lenguaje estructura el pensamiento y lo actualiza verbalmente, la escritura no sólo refleja un contenido semántico, sino que posee, además, un carácter semiótico de doble naturaleza: cultural, acorde con la civilización que ha desarrollado el sistema de escritura objeto de referencia, y psicológico, como plasmación personal de un individuo concreto.”

“Las características de un individuo y de su escritura se encuentran en una insoslayable interdependencia. EL  ESTUDIO  ESTADÍSTICO  PERMITE  CONOCER  CÓMO  SE  MANIFIESTA UNA  CARACTERÍSTICA  PSICOLÓGICA  DETERMINADA,  EN OCASIONES  SOMÁTICA,  EN  LOS  ELEMENTOS  GRÁFICOS. La relación entre escritura y personalidad, fundamentalmente en su aceptación psicológica, se manifiesta en cualquier escrito de un mismo autor, poniendo de relieve cómo influye y su estado anímico en el modo en que escribe, y puede permitir el inferir, en consecuencia, cuál es ese estado en virtud de los elementos propios del manuscrito.”

 

“El complejo anímico y somático de cada individuo le imprime a su escritura caracteres cuya configuración global es estadísticamente irrepetible. La configuración de la escritura de una persona permite identificarla y aporta, además, contenidos psicológicos al haberse proyectado en ella la personalidad única del individuo. Esta circunstancia permite calificar, al estudio grafológico, de test proyectivo por excelencia.”

 

“La dificultad que supone al individuo intentar alterar los rasgos de su escritura habitual, ya sea para simular la de un tercero o disimular la propia, pone de manifiesto el nivel de interiorización del proceso escritural. Ello es así debido a que la escritura sólo se domina y emplea con destreza tras prolongados períodos de aprendizaje y práctica, de modo que la descripción al plano subconsciente permite manejar la compleja técnica escritural, posibilitando la evolución de los modelos caligráficos escolares a las formas absolutamente personales, en consonancia con las aptitudes, actitudes, intereses y demás características individualizables del sujeto.”

 

“La técnica que suelen utilizar los peritos grafólogos se fundamenta en los elementos morfológicos del hilo escritural, que son el trazo, unidad mínima que constituye las partes de las letras, engarces, signos de puntuación y rúbricas; la letra y las partes de ésta a las que se reconoce entidad propia, tales como las prolongaciones superiores e inferiores; y el párrafo, unidad superior compuesta por varios de los elementos anteriores.”

 

“Adicionalmente, se tienen en cuenta los denominados “géneros gráficos”, que son la clasificación de los elementos formales de la escritura de acuerdo con criterios científicos, atendiendo a un criterio diferenciador. En concreto, los géneros gráficos son la distribución, que analiza la plasmación de los elementos en el soporte; LA DIMENSIÓN, RELATIVA A LOS ELEMENTOS, EN COMPARACIÓN CON LOS DEL MISMO INDIVIDUO Y A LOS MÓDULOS ESTADÍSTICAMENTE NORMALES; la presión, relativa al punto de ataque del autor al soporte escritural y a la tensión presente en el objeto de muestra; la forma, que se analiza teniendo en cuenta LA  PROPORCIÓN  QUE  SE PLASMA  EN  DISTINTAS  MANIFESTACIONES;  la velocidad, que se refiere a la rapidez con que se ha escrito el texto; LA DIRECCIÓN, desglosada en sus aspectos de alineación, escalonamientos y sinuosidades; LA INCLINACIÓN, relativa a los trazos verticales, y la cohesión, relativa al modo de enlace y unión de los distintos trazos”  ( Jurisdicción: Civil, Ponente: Santiago Oliver Barceló, Origen: Audiencia Provincial de Les Illes Balears, Fecha: 18/03/2013, Tipo Resolución: Sentencia, Sección: Quinta, Número Sentencia: 109/2013, Número Recurso: 559/2012).

 

– “Ha quedado suficientemente acreditado a través de la pericial caligráfica llevada a cabo por el laboratorio de Criminalística de la Guardia Civil de Castilla y León que la firma que se atribuye a la demandada, que figura en el acepto de la cambial, no fue realizada por ella.  A esa conclusión de falsedad llega dicho informe sin asomo de duda, tras un minucioso estudio de sus rasgos, presión de la escritura, DIRECCIÓN, velocidad de ejecución, INCLINACIÓN Y TAMAÑO DE LOS CARACTERES, sin que exista, por el contrario, prueba alguna que la desvirtúe. De hecho, la jurisdicción penal ya se hizo eco de esta falsedad en los Autos de la Audiencia Provincial de León de 19 de julio de 2006 y 10 de julio de 2009 , recaídos en el juicio que dio lugar a la suspensión de este proceso durante un inusual, por muy prolongado, lapso de tiempo” (Jurisdicción: Penal, Ponente: Luis Carlos Rey Sanfiz, Origen: Audiencia Provincial de Pontevedra, Fecha: 27/02/2013, Tipo Resolución: Sentencia, Sección: Segunda, Número Sentencia: 54/2013, Número Recurso: 944/2012).

 

“En cualquier caso, en relación a la prueba caligráfica, cuya valoración realizada con arreglo a la regla de la sana crítica, debemos señalar que sus conclusiones son categóricas, rotundas y concluyentes, en cuanto a que las firmas que aparecen estampadas en los citados documentos han sido realizadas por el Sr. Marino. Refiere el perito que, en relación a la presión, después de observarlas a través de microscopio, disponen del mismo relieve. Considera que la velocidad es la misma cotejándolas con los levantamientos, DIMENSIÓN, forma y estructura morfológica. La forma de ambas firmas es angulosa y ampulosa. En cuanto a la continuidad, ambas firmas tienen los mismos trazos y son de continuidad agrupada y, EN CUANTO A LA DIRECCIÓN, AFIRMA QUE DISPONEN DEL MISMO GRADO DE INCLINACIÓN EN LA BASE DE LA ESCRITURA TENIENDO UNOS GRADOS CASI IDÉNTICOS. Todas estas consideraciones le llevan a concluir al perito que tanto las firmas dubitadas como las indubitadas han sido realizadas por la misma personas, aunque aparentemente el grafismo de una y otra pudiera inducir que han sido realizada por dos personas. Esa apariencia inicial y básica no es nunca concluyente y definitoria, porque la cuestión es tratar de localizar esos trazos que son característicos, definitorios, individualizadores e inequívocos de la escritura de cada persona. Esos rasgos que se plasman inconscientemente, es decir, que no obedecen a una ejecución predeterminada y consciente del autor, de ahí que sea relativamente fácil detectar cuando una firma o un texto es autentico o es una imitación, o cuando se está tratando de ocultar la propia escritura, dado que en estos casos no se trata de expresar algo que es propio y consustancial a su autor. Consecuentemente, con esta labor comparativa que utiliza el técnico calígrafo, entre un texto dubitado con otro que es indubitado, trata de determinar quién ha realizado aquél, sobre la base de esos rasgos determinantes.” (Roj: SAP SE 4414/2012 – ECLI: ES:APSE:2012:4414, Id Cendoj: 41091370052012100609, Órgano: Audiencia Provincial, Sede: Sevilla, Sección: 5, Fecha: 13/12/2012, Nº de Recurso: 651/2012, Nº de Resolución: 608/2012, Procedimiento: CIVIL, Ponente: JOSE HERRERA TAGUA, Tipo de Resolución: Sentencia).

 

 – “Los peritos, los componentes de la Guardia Civil con Tarjetas de Identidad Profesional NUM006 y NUM007, que fue ratificado por los mismos en la vista mediante videoconferencia, en el que se indica (Folio 79), respecto al estudio de las firmas dubitadas de Dª María Rosario (Folios 62 a 63 de las actuaciones), «que en general todas presentan algún indicio o signo poco natural, en forma de pequeñas indecisiones o titubeos, alguna parada, torsiones en algunos grammas del trazado, además de una presión de tendencia monótona e invariable, que evidencia una falta de espontaneidad en las mismas», señalando igualmente que (Folio 82) «confrontadas las primeras con las auténticas, comprobamos que si bien presentan semejante estructura, formato y aspecto general, difieren en otros aspectos importantes como LA INCLINACIÓN DE LOS GRAFISMOS, LA PROYECCIÓN DE LA CAJA CALIGRÁFICA, LA DIRECCIÓN ESCRITURAL, etc., manteniendo una imagen gráfica sin la plasticidad que presenta la auténtica, lo que nos lleva a determinar que son modelos obtenidos por imitación en la que el falsario ha intentado reproducir la apariencia externa del dibujo gráfico que constituye la firma, pero no ha sido capaz de conformar las variaciones propias de la auténtica»”. (Jurisdicción: Penal, Ponente: Herminio Ramón Padilla Alba, Origen: Audiencia Provincial de Córdoba, Fecha: 21/02/2011, Tipo Resolución: Sentencia, Sección: Primera, Número Sentencia: 113/2011, Número Recurso: 11/2010).

 

– “Tal y como expone la STS núm. 1105/1998 (Sala de lo Penal), de 3 octubre , la prueba pericial caligráfica ha sido admitida sin reticencias en los procedimientos judiciales, siempre que su práctica se ajuste a las reglas de la técnica grafológica que, como se ha dicho en reiteradas resoluciones, parte del análisis comparativo entre dos cuerpos de escritura considerando sus trazos, DIRECCIONES DE LOS RASGOS, INCLINACIONES DE LAS LETRAS  y sobre todo la intensidad de la presión del objeto utilizado para imprimir las letras sobre el papel en el que se escribe”  (Jurisdicción: Penal, Ponente: María Sara Uceda Sales, Origen: Audiencia Provincial de Tarragona, Fecha: 19/03/2009, Tipo Resolución: Sentencia, Sección: Segunda, Número Sentencia: 112/2009, Número Recurso: 991/2008).

 

– “La doctrina científica en tema de informes periciales, ya establece que es preciso, para llegar a conclusiones acertadas, examinar ritmo, la velocidad, la presión, LA PROPORCIONALIDAD, LA DIRECCIÓN, los enlaces, LA INCLINACIÓN porque la existencia de faltas de coincidencia pueden deberse a anormales variaciones de un mismo escribiente; que pueden ser transitorias o permanentes y que pueden modificar la escritura” (Jurisdicción: Civil, Ponente: María Mercedes Hernández Ruiz-Olalde, Origen: Audiencia Provincial de Barcelona, Fecha: 25/03/2009, Tipo Resolución: Sentencia, Sección: Cuarta, Número Sentencia: 158/2009, Número Recurso: 568/2008).

 

– “Pues dicha pericia de modo amplio y riguroso, ajustados a la más estricta técnica grafológica, sobre el análisis comparativo entre la escritura del sobre postal remitido y el cuerpo de escritura correspondientes del acusado, concluyendo, a juicio de esta Sala, inequívocamente, en atribuirle la autoría del texto del sobre en que se introdujo el envío, tomando en consideración sus trazos, DIRECCIONES DE LOS RASGOS, INCLINACIONES DE LAS LETRAS, velocidad de ejecución e intensidad de la presión sobre el papel en que se escribe…”  ( Jurisdicción: Penal , Ponente: María Luisa Barrio Bernardo-Rúa, Origen: Audiencia Provincial de Asturias, Fecha: 17/09/2008, Tipo Resolución: Sentencia,  Sección: Segunda, Número Sentencia: 144/2008, Número Recurso: 124/2008).

 

– “En el supuesto de autos el informe pericial grafológico concluye de forma categórica que la firma indubitada que consta en el documento contractual fue realizada por el demandado, sobre la base técnica deducida de la comparación de la firma dubitada con las indubitadas referenciadas como I- 1, I-2 e I-3. Frente a ello el recurrente mantiene que todas las firmas indubitadas son coincidente, mientras que la indubitada es diferente a ésas, afirmación carente de la mínima argumentación técnica y que en nada desacredita el dictamen pericial, cuya base no se centra tanto en la apariencia general de un determinado grafismo sino en la existencia de rasgos característicos de la escritura, que comprende el análisis morfológico, mediciones, cualidades subjetivas del grafismo, comparación de letras individualmente y en relación al conjunto. En concreto considera GRADOS DE INCLINACIÓN, velocidad, trayectoria y ubicación de trazos y trazados, formación de grafismos, aplastamientos, temblores, presión, etc., teniendo en cuenta además que en la escritura queda reflejada la personalidad y el subconsciente proyecta aspectos ajenos a la consciencia.”  (Jurisdicción: Civil , Ponente: lñigo Madaria Azkoitia , Origen: Audiencia Provincial de Álava,  Fecha: 03/10/2006, Tipo Resolución: Sentencia, Sección: Primera, Número Sentencia: 181/2006, Número Recurso: 158/2006).

 

– “Niega la parte apelante la idoneidad de métodos utilizados por el perito calígrafo. Esta Sala examinando el mencionado informe advierte suficiente concreción y motivación en el mismo, a saber. 1. Se utilizaron lupa, microscopio, proyector de opacos y retroproyector, con indicación de sus características técnicas. 2. SE ANALIZAN trazados, trazos, TAMAÑO, forma, velocidad, cohesión, ataques finales, gasto de energía, oscilación pendular, INCLINACIONES, aperturas de óvalos. 3. Se aprecia una evolución caligráfica galopante que infunde sospechas al perito. 4. Se aprecian como igualdades entre del documentos dubitado y el indubitado, las siguientes: a) Rasgos en ataque y finales. b) Movimiento girnáldico frente a la arcada. c) Movimiento pendular homogéneo y equidistante. d) Idéntico gasto de energía. e) Similar presión y velocidad. f) Se mantiene la imbricación. Presentado y ratificado el informe la parte demandada no pidió aclaraciones. De lo expuesto, procede deducir a la luz del art° 1214 del C. Civil , que la prueba practicada es suficiente como para determinar que el demandado suscribió el contrato de préstamo que origina la deuda que se reclama en este procedimiento. (Roj: SAP MA 3315/2001 – ECLI: ES:APMA:2001:3315, Id Cendoj: 29067370042001101004, Órgano: Audiencia Provincial, Sede: Málaga, Sección: 4, Fecha: 01/09/2001, Nº de Recurso: 371/2001, Nº de Resolución: 648/2001, Procedimiento: CIVIL, Ponente: FRANCISCO JAVIER ARROYO FIESTAS, Tipo de Resolución: Sentencia).

 

– “Las alegaciones vertidas en el escrito de interposición de recurso, dirigidas a descalificar la prueba pericial practicada con todas las garantías procesales se muestran totalmente gratuitas y carentes de fundamento. En el informe del perito calígrafo después de una extensa exposición de los fundamentos  técnicos aplicados, realiza un DETALLADO  ESTUDIO  DE las formas, DIMENSIONES,  DIRECCIÓN  DE  LA  ESCRITURA, orientación  de  los  grafemas,  presión,  rúbrica, etc., que le llevan a la conclusión final de que con absoluta certeza las tres firmas dubitadas analizadas han sido estampadas por el puño y letra de D. Juan Alberto (Roj: SAP SE 3299/2001 – ECLI: ES:APSE:2001:3299, Id Cendoj: 41091370022001100617, Órgano: Audiencia Provincial, Sede: Sevilla, Sección: 2, Fecha: 05/07/2001, Nº de Recurso: 6813/2000, Nº de Resolución: 552/2001, Procedimiento: CIVIL, Ponente: RAFAEL MARQUEZ ROMERO, Tipo de Resolución: Sentencia).

 

– “La prueba pericial caligráfica ha sido admitida sin reticencias en los procedimientos judiciales, siempre que su práctica se ajuste a las reglas de la técnica grafológica que, como se ha dicho en reiteradas resoluciones, parte del análisis comparativo entre dos cuerpos de escritura considerando sus trazos, DIRECCIONES DE LOS RASGOS, INCLINACIONES DE LAS LETRAS  y sobre todo la intensidad de la presión del objeto utilizado para imprimir las letras sobre el papel en el que se escribe.”

 

Respecto del informe realizado por doña Alejandra , LOS PERITOS DE LA GUARDIA CIVIL MANIFIESTAN QUE “ES UNA TÉCNICA SEGUIDA POR LA MAYORÍA DE LOS PROFESIONALES: ESTUDIAR LOS DISTINTOS ELEMENTOS GRÁFICOS, DIRECCIÓN,

TAMAÑO, INCLINACIÓN, trazos iniciales, esparcimientos gramáticos, etc.”.

“EL MISMO INFORME DE LA GUARDIA CIVIL DE 2 DE JULIO DE 1999, EN RELACIÓN AL INFORME ELABORADO POR EL SEÑOR SALVADOR , Y REFIRIÉNDOSE A SUS CONCLUSIONES BASADAS EN RESULTADOS PORCENTUALES DE LAS CONCORDANCIAS Y DISCREPANCIAS, INDICA QUE “ES UN PROCEDIMIENTO SEGUIDO POR ESA INSTITUCIÓN Y LA DISCREPANCIA EN LOS RESULTADOS POSIBLEMENTE NO SEA DEBIDO A DICHO PROCEDIMIENTO SINO A LA DISTINTA VALORACIÓN QUE DE LAS CONCORDANCIAS Y DISCREPANCIAS REALIZA. POR OTRO LADO, LOS VALORES RESULTANTES 67,78 Y 58,78 % SE ENCUENTRAN MUY PRÓXIMOS AL LÍMITE ENTRE LA AUTENTICIDAD Y LA FALSEDAD, POR LO QUE CUALQUIER PEQUEÑA VARIACIÓN EN LA VALORACIÓN PUEDE HACER CAMBIAR RADICALMENTE LA CONCLUSIÓN SEGÚN ESTE PROCEDIMIENTO”.

 

“LA FUNCIONARIA DE POLICÍA NACIONAL N° NUM007 MANIFESTÓ EN EL ACTO DEL JUICIO QUE “la técnica de los porcentajes es utilizada en alguna ocasión y, en concreto, RECUERDA QUE ESTUVO LA SEMANA PASADA EN UN JUICIO DONDE SE UTILIZARON LOS PORCENTAJES POR PARTE DEL INSTITUTO DE TOXICOLOGÍA.”

 

“EL PERITO DON IVÁN , CATEDRÁTICO DE MEDICINA LEGAL, EN RELACIÓN AL INFORME DEL SR. SALVADOR MANIFIESTA QUE “LA TÉCNICA DE ANÁLISIS ESTADÍSTICO ES UN PROCEDIMIENTO MUY MODERNO. NO SE CONCIBE UNA INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA SI NO HAY DATOS QUE SE PUEDAN VALORAR CIENTÍFICAMENTE. EL ANÁLISIS LE PARECE CORRECTO”.

(Roj: SAP M 5301/2001 – ECLI: ES:APM:2001:5301, Id Cendoj: 28079370162001100411, Órgano: Audiencia Provincial, Sede: Madrid, Sección: 16, Fecha: 06/04/2001, Nº de Recurso: 48-PA/2000, Nº de Resolución: 134/2001, Procedimiento: PENAL – PROCEDIMIENTO ABREVIADO/SUMARIO, Ponente: RAMIRO JOSE VENTURA FACI, Tipo de Resolución: Sentencia).

– “En el plenario hubo prueba suficiente de cargo para desvirtuar la presunción, practicada con todas las garantías, como la pericial caligráfica con la presencia del perito del gabinete de identificación de la policía que había emitido en la instrucción el amplio y riguroso dictamen, ajustado a la más estricta técnica grafológica, sobre el análisis comparativo entre los cuerpos de escritura correspondientes del acusado- y del que también lo estuvo hasta la retirada de acusación por el Ministerio Fiscal – concluyendo inequívocamente en atribuir a aquel la autoría de toda la grafía del cheque  por  sus  trazos,  DIRECCIONES  DE   LOS   RASGOS,  INCLINACIONES   DE   LAS   LETRAS e intensidad de la presión sobre el papel en que se escribe, subrayando que “la claridad y cantidad de las analogías señaladas, son suficientes para poder afirmar la existencia de una común autoría en la realización de los textos manuscritos objeto de estudio”. ( En este sentido, entre otras , STS 1105/98, de 3 de octubre).” (Roj: STS 7266/2000 – ECLI: ES:TS:2000:7266, Id Cendoj: 28079120012000102394, Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal, Sede: Madrid, Sección: 1, Fecha: 10/10/2000, Nº de Recurso: 1556/1999, Nº de Resolución: 1566/2000, Procedimiento: RECURSO CASACIÓN, Ponente: JOSE APARICIO CALVO-RUBIO, Tipo de Resolución: Sentencia).

 

“La prueba pericial caligráfica ha sido admitida sin reticencias en los procedimientos judiciales, siempre que su práctica se ajuste a las reglas de la técnica grafológica que, como se ha dicho en reiteradas resoluciones, parte del análisis comparativo entre dos cuerpos de escritura considerando sus trazos, DIRECCIONES DE LOS RASGOS, INCLINACIONES DE LAS LETRAS y sobre todo la intensidad de la presión del objeto utilizado para imprimir las letras sobre el papel en el que se escribe.” (Roj: STS 5576/1998 – ECLI: ES:TS:1998:5576, Id Cendoj: 28079120011998102020, Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal, Sede: Madrid,  Sección: 1, Fecha: 03/10/1998, Nº de Recurso: 559/1998, Nº de Resolución: 1105/1998, Procedimiento: RECURSO DE CASACIÓN, Ponente: JOSE ANTONIO MARTIN PALLÍN, Tipo de Resolución: Sentencia).

 

En cualquier caso, entiende el suscribiente que lo más correcto y seguro, con diferencia, para poder llevar a cabo con las debidas garantías la recogida de las antedichas mediciones sobre las grafías manuscritas a que las mismas se refieren, es la utilización de una herramienta informática cuya idoneidad, seguridad y efectividad vengan certificadas por un Informe Pericial Informático emitido por un Ingeniero Superior Informático de reconocido prestigio.

 

A  este respecto, y habiendo tenido el autor de la presente publicación conocimiento de muchos y diversos programas de software de los que existen en el mercado, sólo le consta al mismo que goce de la totalidad de esos fundamentales requisitos la herramienta informática “X-HFDE”, que son las siglas por las que se conoce de manera abreviado al paquete de software “X RAY VIEWER – HANDWRITING FORENSIC DOCUMENT EXAMINER”.

 

Del correcto y preciso funcionamiento técnico de la expresada herramienta informática X-HFDE, así como de su gran utilidad y de la total seguridad que garantiza la imposibilidad de “realizar errores intencionados para obtención de resultados erróneos”, queda perfecta constancia en el antedicho esclarecedor Informe Pericial Informático, emitido en la reciente fecha de 01/02/2017, tal y como aparece recogido en la carátula del misma cuya imagen “infra” se reproduce.

 

Dicho Informe Pericial Informático se encuentra, además, testimoniado, en sus págs. 5, 6, 7, 20, 21, 54, 55 y 104 – quedando, así mismo, “infra”, reproducidas las imágenes correspondientes al testimonio de éstas tres últimas páginas -,  mediante escritura pública de Acta Notarial de Referencia formalizada, con fecha de 02/03/2017, a instancias de la Asociación Colegial  Judicial de Peritos Calígrafos Científicos Documentólogos, en La Coruña, ante el Notario del Ilustre Colegio de Galicia D. José Manuel Lois Puente, con el núm. 404 de su protocolo.

 

El expresado Informe, que se registró en el  Colegio Profesional de Ingenieros en Informática de la Comunidad de Madrid el 07/02/2017, con el número de orden 0090, fue efectuado, con respecto a las antedichas cuestiones, por el prestigioso Perito Informático D. Carlos Aldama Saínz, Ingeniero Superior en Informática colegiado nº 121 de la ya mencionada corporación profesional, y, entre otras muchas ocupaciones profesionales, Profesor de Informática Forense en la Universidad Politécnica de Madrid en su Máster de Seguridad Informática, así como, también, de numerosos cursos de Pericia Informática en distintas Universidades y miembro del Comité de Peritos tanto de la misma recién expresada entidad colegial como de la la Asociación de Ingenieros en Informática.

 

El Perito Informático Sr. Aldama, en las págs. 54 y 55 de su Informe (de las que, testimoniadas, se pasan a reproducir “infra”, conforme a lo ya “supra” expresado, imágenes completas de las mismas), en el apartado de éste correspondiente a conclusiones, concluye lo siguiente conforme a las palabras del mismo que se pasan a transcribir:

 

“Se ha comprobado la veracidad y autenticidad de todo el contenido analizado y en base a los análisis reflejados en esta pericia, estoy en disposición de afirmar que existe una seguridad del 100% en los siguientes puntos:”   

 

1. X-HFDE cumple sobradamente todos los requisitos funcionales y técnicos que hacen que sea una aplicación avanzada, testada y con garantía en sus resultados.”

 

2. El estado óptimo de la aplicación lleva indudablemente a recomendar su uso y obtener garantía de resultados, sin embargo se precisa ser un amplio conocedor de la herramienta y de la ciencia forense relacionada con la pericia caligráfica y el análisis de documentos. “

 

3. La aplicación está formada por un grupo de 6 herramientas que se ejecutan en un equipo cliente y ofrecen resultados no manipulables, teniendo en cuenta además que el sistema tiene diferentes medidas de seguridad que evitar realizar errores intencionados para obtención de resultados erróneos. “

 

4. X-HFDE tiene un sistema de seguridad que garantiza su no reproducción en entornos diferentes al licenciado, pero además su programación muestra ser estable y consumir pocos recursos pudiendo ejecutarse en la práctica totalidad de ordenadores son sistemas Windows. “

 

5. Se realizan diferentes pruebas de vulnerabilidad y de stress y todas ellas son pasadas como aptas sin encontrar error alguno.”

 

6. El programa está cargado de una fuerte dosis matemática que mediante algoritmos y múltiples fórmulas de proporcionalidad fundamenta los resultados apoyados únicamente en la ciencia y técnica (pudiendo ver en múltiples ocasiones los resultados obtenidos a través de detalladas hojas Excel). “

 

“En base a todos los puntos expuestos anteriormente y a los análisis reflejados en esta pericia, estoy en disposición de afirmar que TODOS los desarrollos que integran X-HFDE están en correcto estado y que apoyados en la técnica arrojan resultados coherentes y no manipulables. La aplicación ofrece sobradas garantías a nivel técnico y funcional y ha sido sometida a diferentes tipos de comprobación de vulnerabilidades no encontrando problema alguno que pueda ser mejorado. “

 

“Realmente considero y reitero que estamos ante una herramienta única de elevado valor (no únicamente económico sino técnico y práctico) que garantiza los resultados a todos los usuarios expertos que hagan uso de la misma. “

 

Así pues, este software resulta especialmente seguro porque, tal y como queda de ello perfecta constancia en el antedicho Informe, el mismo se encuentra blindado frente a eventuales manipulaciones que, al hacer uso del mismo, pretendiera ejecutar, en su aplicación, el Perito Calígrafo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Visto todo lo expuesto, y a la luz del avanzadísimo estado actual de la tecnología, resulta inadmisible que aspectos de las grafías manuscritas perfectamente medibles de una manera segura y fiable se sigan, en pleno siglo XXI, no contando, las más de las veces, como en el siglo XIX, más que con el mero auxilio de una regla milimetrada y un transportador de ángulos y, por todo instrumento óptico, con una simple lupa de las tradicionales, que, además, a menudo, carece, incluso, de garantía alguna de calidad en la precisión y nitidez de las imágenes que ofrece, que llegan a resultar, en muchas ocasiones, hasta distorsionadas, con los perniciosos efectos que ello puede generar en la valoración que realice el Perito calígrafo, induciéndole a graves errores.

 

Y LO RECIÉN AQUÍ EXPRESADO, LEJOS DE SER UNA OBSERVACIÓN GRATUITA E INTERESADA, NO ES SINO EL RESULTADO DE APLICAR LAS MÁS ELEMENTALES NORMAS DE METROLOGÍA, PASÁNDOSE, A CONTINUACIÓN, A CITAR LO EXPUESTO, CON RESPECTO A LAS PERNICIOSAS CONSECUENCIAS DE UTILIZAR ANTICUADOS E INEXACTOS MÉTODOS ANALÓGICOS DE MEDICIÓN, COMO LAS ANTEDICHAS REGLAS MILIMETRADAS QUE, POR DESGRACIA, SIGUEN EMPLEADO, TODAVÍA, A ESTAS ALTURAS DEL SIGLO XXI, EN SUS MEDICIONES, LA MAYORÍA DE LOS PERITOS CALÍGRAFOS, POR EL DOCTOR ÁNGEL Mª SÁNCHEZ PÉREZ, CATEDRÁTICO DE UNIVERSIDAD Y DIRECTOR DEL LABORATORIO DE METROLOGÍA Y METROTECNIA E. T. S. INGENIEROS INDUSTRIALES DE LA UNIVERSIDAD POLITÉCNICA DE MADRID, EN SU ARTÍCULO TITULADO “LA METROLOGÍA Y SU NECESIDAD”, PUBLICADO EN “E-MEDIDA, REVISTA ESPAÑOLA DE METROLOGÍA”, del que, a efectos ilustrativos, y por su interés, pasamos a reproducir tanto su enlace en la red de redes como parte de su contenido:

http://www.e-medida.es/documentos/Numero-1/la-metrologia-y-su-necesidad.htm#2

 

“Recapitulando lo que ya se ha dicho, se puede afirmar que es necesario medir para (…) ampliar los conocimientos científicos y tecnológicos y verificar el cumplimiento de especificaciones.”

“Estas (…) facetas poseen un denominador común que también permite observar que las medidas se realizan para poder adoptar decisiones con buen criterio.”

“El resultado de cualquier medición es, en cierto grado, incierto debido a múltiples causas que suelen agruparse de la forma siguiente.”

“a) imperfecciones del instrumento de medida,”

“b) indefinición del mensurando,”

“c) incorrecta aplicación del instrumento sobre el mensurando, y”

“d) otras causas.”

“Dentro del primer grupo, a), están las debidas a una mala graduación de la escala de medida (VIM 1.27) en los instrumentos con salida analógica (VIM 4.1), ya sea por desplazamiento del cero (VIM 3.11) o por diferencias en la resolución del dispositivo visualizador (VIM 4.15) de una a otra zona del campo de medida (VIM 4.7).”

“Como no existe mensurandos perfectos, hay que tener en cuenta su indefinición siempre que ésta pueda ser detectada por el instrumento de medida. La figura 5 representa exageradamente una situación del grupo b), un cilindro con defecto de forma que presenta distintos valores de diámetro a distintas alturas, en la que habría que decidir cómo asignar el valor d al mensurando en cuestión.”

“Un ejemplo sencillo del grupo c) se presenta en la figura 7 donde una alineación defectuosa determina una medida incorrecta.”

“El cuarto grupo, d), es un cajón de sastre que recoge todo lo que no se encuadra en los tres anteriores. Las causas más frecuentes son las procedentes de las denominadas magnitudes de influencia, que son aquellas que no son objeto de medición pero que, inevitablemente, están presentes y alteran el resultado de la misma (VIM 2.52 NOTA 2). Por ejemplo, como la mayor parte de los cuerpos sin sensibles a las variaciones de temperatura, modificando sus dimensiones, hay que tener en cuenta la temperatura de medición (del mensurando, del instrumento y del entorno ambiental) cuando se miden las dimensiones de una pieza. De hecho, lo más importante es la variación diferencial de temperaturas entre el mensurando y la escala de medida del instrumento (…)”

 

“Figura 5: Imperfecciones en la resolución o división de escala de un instrumento.”

“Figura 6: Indefinición del mensurando.”

 

 

“Figura 7: Aplicación incorrecta del instrumento sobre el mensurando.”

Precisamente por la ya expresada y demostrada existencia al alcance del Perito Calígrafo de sofisticadísimos medios técnicos que le permiten venir muy eficazmente auxiliado y de manera segura en su labor (que nunca, claro está, viene sustituida por los resultados ofrecidos por aquéllos, pues es al Perito al que le corresponde valorar de manera ponderada, atendiendo a sus conocimientos y experiencia profesionales, su mayor o menor importancia a la hora de emitir, en el Informe, sus conclusiones), resulta inadmisible que, en la actualidad, se sigan utilizando el programa Photoshop por los Peritos Calígrafos para la emisión de sus Informes, cuando lo cierto y verdad es que tal programa no sólo no se encuentra diseñado para tales fines, sino que, además, ofrece una imágenes de acusada menor calidad técnica, carentes de la nitidez que aportan los programas de calidad diseñados específicamente para profesionales de la pericia caligráfica; y, así lo puede experimentar cualquiera que haga la prueba, como lo ha hecho el suscribiente, de aplicar sobre una imagen primero el Photoshop y, después, el X-HFDE.

 

De todo lo expuesto, ya aparece claramente de manifiesto que, contrariamente a lo que sus detractores expresan, la grafometría, al beneficiarse, en sus distintas aplicaciones profesionales de la vertiginosa revolución técnica del mundo digital propia de nuestros tiempos, se encuentra, en la actualidad, más en boga que nunca, al dotar a los Peritos Calígrafos de mediciones de elementos fundamentales de los grafismos manuscritos objetos de su estudio que constituyen, tal como ya “supra” se ha expuesto un eficaz y valiosísimo auxiliar al servicio de aquéllos.

 

Es, precisamente,  por  el  expresado  altísimo  nivel  que  han  alcanzado  las  tecnologías biométricas de identificación de la escritura manual, que las mismas se encuentran, en la actualidad, cada  vez más utilizadas en el ámbito internacional tanto en el sector privado como en el sector público,  citándose,  aquí,  a  título  de  ejemplo,  el  Departamento  de   Seguridad  Nacional  de  los  Estados Unidos de América, tal y como consta en el enlace de  internet https://www.uscis.gov/es/formularios/como-prepararse-para-su-cita-de-servicios-biometricos , perteneciente al sitio web oficial de dicho Departamento, cuyo contenido se reproduce parcialmente en la imagen del mismo  que se pasa, a continuación, a reproducir:

 

5ª.-/ En el copioso y detallado material jurisprudencial “supra” expuesto, queda constancia de que, no obstante, el importante papel que ocupan los estudios grafométricos en la ciencia pericial caligráfica, los mismos deben ser considerados como accesorios de los estudios grafonómicos, que no contrapuestos a los mismos como, así, pretenden, de manera infundada, numerosos seguidores del método grafonómico, consistente, básicamente, en el estudio de la morfología y los gestos y rasgos tipos de la escritura manuscrita.

 

Y es que, si bien es verdad, que no resulta científico sustentar, de manera fiable, las conclusiones de un Informe Pericial Caligráfico con el apoyo exclusivo o fundamental de técnicas grafométricas, que, se insiste, no dejan de ser accesorias o complementarias de las grafonómicas, no lo es menos que no lo es, tampoco, aplicar éstas últimas exclusivamente cuando, por las condiciones y características del concreto caso objeto de estudio, resultan útiles, que no siempre no lo son, como instrumento de seguridad de índole objetiva acerca de la corrección de las conclusiones que se han obtenido como consecuencia de la utilización de los métodos grafonómicos.

 

Si, ya de por sí, en general, las más elementales razones de prudencia exigen establecer mecanismos de control acerca de los resultados de los estudios científicos que se han llevado a cabo mediante la instrumentación de unos determinados métodos, esta exigencia resulta mucho más perentoria en su implementación en el caso de la ciencia pericial caligráfica, pues, en los estudios grafonómicos que constituyen el eje principal de ésta última, resulta considerable, y desde luego mucho más fuerte que en la inmensa mayoría de las disciplinas de carácter científico, el peso de las opiniones y valoraciones subjetivas, sobre todo en función de la escuela a la que pertenezca el perito calígrafo, resultando muy ilustrativa, a este respecto, la Sentencia de , que, por su interés, habida cuenta su carácter ilustrativo, de lo que aquí, ahora, se expone, pasamos a exponer:

 

“Los peritos que han informado a lo largo del juicio, que tanto en la actualidad como en los años 1985 y 1986, para la realización de la pericia caligráfica no se exige especial titulación oficial o formación específica, que de hecho no existe un título oficial sobre la materia que la regule y, por lo tanto, no son exigibles unos procedimientos y unas técnicas concretas, de tal forma que, cada organismo, institución, o profesional, emplea sus propios medios y procedimientos, existiendo distintas escuelas con diversas técnicas, siendo fundamental la experiencia en la realización de dichas pericias. En definitiva, que la pericia caligráfica se configura, conforme a la definición legal del artículo 457 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, como una pericia a realizar por peritos no titulados, pues no existe sobre la materia “titulo oficial de ciencia o arte cuyo ejercicio esté reglamentado por la Administración”.

 

“Los seis peritos de la Guardia Civil y de la Policía Nacional que prestaron su informe que en el acto del juicio oral de forma conjunta, manifestaron de común acuerdo que “en relación a los informes caligráficos existe una base técnica, pero después está la experiencia del perito para interpretar… siempre depende de una apreciación subjetiva del perito… que a veces se trabaja con material diferente y puede ser que el motivo y informes contradictorios… que existen unas reglas generales para la realización de los informes periciales, pero no hay una normativa establecida, ni a nivel internacional… depende también en muchos casos de las escuelas de pericias… que hay distintas escuelas grafológicas. La escuela francesa no es la misma que la italiana o la alemana. Que la pericia caligráfica deriva de la grafología.”

 

“La pericial caligráfica no es una ciencia exacta, que de hecho no existe una titulación oficial, dependiendo en gran medida el rigor de los informes en la experiencia de los respectivos peritos (lo que se ha puesto de manifiesto en el presente juicio) y, sobre todo, en el material dubitado e indubitado que se ha podido utilizar, pudiendo, incluso con el mismo material, llegar los peritos a conclusiones sinceras y fundadas divergentes, pues depende de valoraciones subjetivas incuestionables científicamente.”

 

“Es doctrina reiterada de esta Sala que los dictámenes periciales no vinculan con sus conclusiones a los Tribunales salvo que se trate de pericias que respondan a conocimientos técnicos de carácter especial y sometidos a reglas científicas inderogables o leyes mecánicas cuyos enunciados no se pueden alterar por el arbitrio o discrecionalidad de los jueces, lo que no se produce en el caso presente ya que la ciencia grafológica, que constituye una inestimable ayuda para los órganos jurisdiccionales, permite ponderar sus conclusiones cuando se tengan dudas sobre las razones expuestas por los peritos”. ( STS. 15-10-1990).

 

(Roj: SAP M 5301/2001 – ECLI: ES:APM:2001:5301, Id Cendoj: 28079370162001100411, Órgano: Audiencia Provincial, Sede: Madrid, Sección: 16, Fecha: 06/04/2001, Nº de Recurso: 48-PA/2000, Nº de Resolución: 134/2001, Procedimiento: PENAL – PROCEDIMIENTO ABREVIADO/SUMARIO, Ponente: RAMIRO JOSE VENTURA FACI, Tipo de Resolución: Sentencia).

 

Así pues, aún a riesgo de parecer eclécticos, y por unas elementales razones de seguridad en la búsqueda de unos resultados fiables, entendemos que no cabe la utilización de los métodos grafométricos como método principal de análisis científico en el marco del estudio de la disciplina de la pericia caligráfica, sino como accesorio y complementario, mediante su ponderación meditada, y de ninguna manera mecánica, de los grafonómicos, lo cual, de ninguna manera, priva de importancia a los grafométricos, que, si bien se sitúan en un segundo plano de peso científico con respecto a aquéllos, se sitúan, con respecto a ellos (cuando, tal como hemos visto, es posible, que no lo es siempre) como eficaz y plenamente objetivo método de control de la fiabilidad de las conclusiones obtenidas mediante los métodos grafonómicos, que, tal como ya se ha expuesto, se encuentran transidos de una gran subjetividad en su aplicación e interpretación de resultados, lo que resulta un campo abonado para la comisión de errores en las conclusiones que, éstos últimos, se deducen por los Peritos Calígrafos.

 

Y es que, cualquier Perito Calígrafo que haya hecho y haga uso conjunto de tanto unos métodos como otros, habrá podido comprobar que lo más usual es que los resultados ambos conduzcan a unas mismas conclusiones. Evidentemente, el hecho de que las conclusiones obtenidas como consecuencia de los métodos grafonómicos no venga respaldadas por las resultantes de los grafométricos no quiere decir, necesariamente, ni muchísimo menos, que aquéllas, las procedentes de estudios grafonómicos, resulten incorrectas, pero sí debe este hecho, cuando se produce, convertirse en una llamada de atención para extremar todavía más, si cabe, la precaución, y volver a repasar con exquisita y paciente meticulosidad los análisis que hemos efectuado mediante la instrumentación de métodos grafonómicos.

 

Por ejemplo, puede ocurrir que la razón de que los resultados grafométricos llevan a una conclusión contraria a los grafonómicos, porque estemos en presencia de una firma dubitada efectuada por un empleado que tiene una gran práctica en falsificar, en el trabajo, con frecuencia, la firma de su jefe, teniendo muy bien asimiladas en el acto de ejecución de la imitación escritural, su desarrollo en el espacio dentro de los parámetros dimensionales y, sobre todo, de proporciones que constituyen la horquilla de datos con respecto a las que sus superior se suele mover cuando firma, y, en tal caso, tal circunstancia se podrá observar mediante una atenta observación y análisis de carácter grafonómico de cotejo de las afirmas atendiendo, especialmente, a la morfología y a los gestos y rasgos tipos de las firmas estudiadas como manifestaciones de la escritura manuscrita.

 

Pero, también, verbigracia, puede ocurrir que, tras la expresada llamada de atención que ha facilitado al Perito Calígrafo su análisis pormenorizado de los datos resultantes de los estudios grafométricos, el mismo pueda, tras revisar de manera meticulosa el material de estudio que le han facilitado los métodos grafonómicos, detectar, que, al cotejarlos antes, cometió errores de apreciación consistentes en, por ejemplo, dejarse haber llevado por la falsa impresión de una semejanza morfológica general que dificultaba, por enmascararlos, gestos y rasgos tipos cuya pequeña dimensión se encuentra en inversa proporción a su importancia, siendo éste, precisamente, uno de los principios fundamentales de la ciencia pericial caligráfica.

 

Vicente Rodríguez Daza

Perito Judicial Calígrafo-Documentólogo/Abogado